"
San Juan 8 > Policiales

Quemaron y saquearon la casa de un Testigo de Jehová acusado de abusos

Un grupo de jóvenes tomó represalias anoche luego de que surgiera la noticia de que el lider religioso mantuvo cautiva a una adolescente. El hecho sucedió en Tapalqué, Buenos Aires.

Un grupo de jóvenes saqueó e incendió en la noche del miércoles la casa del pastor de los Testigos de Jehová preso y acusado de mantener cautiva y abusar sexualmente de una adolescente en la ciudad bonaerense de Tapalqué.

Los incidentes comenzaron a las 20.40, en una vivienda situada en Marmissolle al 200, de dicha ciudad del centro de la provincia de Buenos Aires, donde previamente habían realizado pintadas en las paredes con insultos hacia al propietario, Jorge Torres.

Te puede interesar...

Luego, un grupo de jóvenes rompió las puertas de la vivienda e irrumpió en el lugar, de donde sacaron parte del mobiliario que arrojaron y destrozaron en la vereda.

Los jóvenes iniciaron un incendio en las dos plantas de la vivienda y unos cinco minutos después arribaron los bomberos que sofocaron las llamas rápidamente.

Paralelamente, personal de Infantería montó un cordón humano para custodiar el perímetro de la propiedad, mientras que los jóvenes que ocasionaron los incidentes se dispersaron por los alrededores.

Con preventiva

El pastor de los Testigos de Jehová quedó con prisión preventiva acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente a la que mantuvo cautiva durante un año y medio en su casa de la ciudad bonaerense de Tapalqué, informaron fuentes judiciales.

Según los investigadores, la chica denunció que durante su secuestro fue reducida a la servidumbre, golpeada, cortada con un elemento filoso y obligada a tener relaciones sexuales con desconocidos y prácticas zoofílicas, entre otros abusos.

Fuentes judiciales informaron que la jueza de Garantías 1 de Azul, Mariana Iriani, resolvió dictarle la prisión preventiva al acusado Jorge Antonio Torres, quien está detenido desde el 2 de agosto pasado.

Los voceros precisaron que la magistrada hizo lugar al requerimiento presentado el viernes pasado por el fiscal Javier Barda e imputó a Torres los delitos de “estupro agravado por ser un representante religioso, secuestro coactivo en concurso ideal con reducción a la servidumbre, abuso sexual agravado por ser conviviente y desobediencia”, todos ellos en concurso real.

De acuerdo a la investigación, Torres está imputado de haber mantenido cautiva a una adolescente de 18 años desde diciembre de 2011 hasta el 17 de julio pasado, cuando la chica escapó de una fábrica de chacinados -propiedad del sospechoso- en Tapalqué, en el centro de la provincia de Buenos Aires.

fuente: Crónica