San Juan 8 > Información General

¿Qué es el cáncer de glandulas parótidas que sufre Tito Vilanova?

El cáncer de glándula salival es una enfermedad por la que se forman células malignas (cancerosas) en los tejidos de la glándula salival.

Las glándulas salivales producen saliva y la liberan hacia el interior de la boca. La saliva contiene enzimas que ayudan a la digestión de los alimentos y anticuerpos que ayudan a proteger contra las infecciones de la boca y la garganta. Hay 3 pares de glándulas salivales principales:

Te puede interesar...

- Glándulas parótidas: son las más grandes de las glándulas salivales y se encuentran al frente y justo debajo de cada oreja. La mayoría de los tumores de las glándulas salivales comienzan en esta glándula.

- Glándulas sublinguales: estas glándulas se encuentran debajo de la lengua en el piso de la boca.

- Glándulas submandibulares: estas glándulas se encuentran debajo del hueso de la mandíbula.

También hay centenares de glándulas salivales pequeñas (menores) que revisten algunas partes de la boca, nariz y la laringe que solo se pueden ver con un microscopio. La mayoría de los tumores pequeños de la glándula salival comienzan en el paladar (techo de la boca).

Más de la mitad de los tumores de glándulas salivales son benignos (no cancerosos) y no se diseminan hasta otros tejidos.

La exposición a ciertos tipos de radiación puede aumentar el riesgo de padecer cáncer de glándula salival.

Todo lo que aumente el riesgo de contraer una enfermedad se llama factor de riesgo. Tener un factor de riesgo no significa que se va a contraer cáncer; no tener factores de riesgo no significa que no se va a contraer cáncer. Las personas que piensan que pueden estar en riesgo deben consultar esto con su médico. A pesar de que no se conocen las causas de la mayoría de los cánceres de la glándula salival, entre los factores de riesgo figuran los siguientes:

- Edad avanzada.

- Tratamiento con radioterapia dirigida a la cabeza y el cuello.

- Exposición a ciertas sustancias en el lugar de trabajo.

Entre los signos posibles de cáncer de glándula salival se incluyen una masa o problemas para tragar.

El cáncer de glándula salival puede no causar síntomas. A veces se descubre durante un examen dental de rutina o durante un examen físico. Es posible que otras afecciones causen los mismos síntomas del cáncer de glándula salival. Se debe consultar con un médico si se presenta cualquiera de los problemas siguientes:

- Un nudo (por lo general no doloroso) en el área del oído, mejilla, mandíbula, labio o dentro de la boca.

- Líquido que sale de los oídos.

- Dificultad para tragar o abrir la boca ampliamente.

- Adormecimiento o debilidad en la cara.

- Dolor en la cara que no desaparece.

Para detectar (encontrar) y diagnosticar el cáncer de glándula salival se utilizan pruebas que examinan la cabeza, el cuello y el interior de la boca.

Se puede utilizar los siguientes procedimientos:

- Examen físico y antecedentes: examen del cuerpo para verificar los signos generales de salud. La cabeza, el cuello, la boca y la garganta se revisan por signos de enfermedad tales como masas o cualquier otra cosa que parezca inusual. También se anotan los hábitos de salud del paciente así como los antecedentes médicos de enfermedades y tratamientos previos.

- IRM (imágenes por resonancia magnética): procedimiento para el que se utiliza un imán, ondas de radio y una computadora para crear imágenes detalladas de áreas internas del cuerpo. Este procedimiento también se llama imágenes por resonancia magnética nuclear (IRMN).

- Exploración por TC (exploración por TAC): procedimiento mediante el cual se toma una serie de fotografías detalladas del interior del cuerpo, desde ángulos diferentes. Las imágenes son creadas por una computadora conectada a una máquina de rayos X. Se puede inyectar un tinte en una vena o ingerirse a fin de que los órganos o los tejidos se destaquen más claramente. Este procedimiento también se llama tomografía computada, tomografía computarizada o tomografía axial computarizada.

- Exploración por TEP (exploración por tomografía de emisión de positrones): procedimiento para detectar células de tumores malignos en el cuerpo. Se inyecta en una vena una cantidad pequeña de glucosa (azúcar) radiactiva. El explorador TEP rota alrededor del cuerpo y toma una imagen de los lugares del cuerpo que absorben la glucosa. Las células de tumores malignos tienen aspecto más brillante en la imagen porque son más activas y absorben más glucosa que las células normales.

- Ecografía: procedimiento por el cual se hacen rebotar ondas sonoras de alta energía (ultrasónicas) en tejidos u órganos internos y se crean ecos. Los ecos forman una imagen de los tejidos corporales que se llama sonograma. La imagen se puede imprimir y observar más tarde.

- Endoscopia: procedimiento mediante el cual se observan los órganos y tejidos del cuerpo en busca de áreas anormales. En el cáncer de glándula salival, se inserta un endoscopio por la boca para revisar la boca la garganta y la laringe. Un endoscopio es un tubo delgado con iluminación y una lente para observar.

- Biopsia por aspiración con aguja fina (AAF): extracción de tejido o líquido mediante una aguja fina. Un patólogo observa el tejido bajo un microscopio para determinar si hay células cancerosas.

Debido a que el cáncer de glándula salival es difícil de diagnosticar, los pacientes deben pedir que un patólogo experimentado en el diagnóstico de cáncer de glándula salival revise sus muestras de biopsia.

Ciertos factores afectan el pronóstico (probabilidad de recuperación) y las opciones de tratamiento.

Las opciones de tratamiento y el pronóstico (probabilidad de recuperación) dependen de los siguientes aspectos:

- El estadio del cáncer (sobre todo el tamaño del tumor).

- El tipo de glándula salival afectado.

- El tipo de células cancerosas (como lucen bajo el microscopio).

- Edad y salud general del paciente.

Fuente consultada: www.cancer.gov