San Juan 8 > Ovación

Punto de partida

El capitán de Colón, Iván Moreno y Fabianesi destacó la importancia que tiene el compromiso frente a River. “Es una linda oportunidad para recuperar la confianza que últimamente perdimos”, expresó.

Mariano Cassanello

ovacion@unosantafe.com.ar

Te puede interesar...

El margen de error es mínimo en este caso, ya que Colón aún no conoce la victoria en lo que va del año y acumula de esta manera tres derrotas y dos empates contando el Torneo Final y la Copa Argentina en donde fue eliminado por Platense. De allí la necesidad imperiosa de ganar en el Monumental ante el River de Ramón Díaz para levantar cabeza y mirar el futuro con mayor optimismo.

Uno de los referentes que tiene el plantel, por ello Roberto Sensini lo designó como capitán es Iván Moreno y Fabianesi quien no viene jugando en buen nivel, pero que para el cuerpo técnico es un jugador importante. Incluso muchos hinchas cuestionan la inclusión del mediocampista como elemento titular teniendo en cuenta los últimos partidos.

  Este viernes, luego de lo que fue el entrenamiento que se desarrolló en el Predio, el Torero habló con la prensa e hizo un análisis del difícil momento que atraviesa su equipo y de las ganas que tiene el plantel de revertir el presente futbolístico.

“River es un rival que motiva, en una cancha muy linda para jugar, por eso se trata de una linda oportunidad para sobre todo recuperar la confianza que se pierde cuando no llegan las victorias. Si nuevamente nos sentimos confiados, la recuperación futbolística irá de la mano y comenzaremos a jugar como lo hicimos el año pasado. Debemos tener calma, no volvernos locos, son dos o tres cuestiones las que tenemos que ajustar. El otro día empatamos un partido con mucho temperamento, nunca bajamos los brazos y esos son pequeños indicios que vamos recuperando la confianza”, fueron las primeras palabras del mediocampista rojinegro.

—Da la sensación que River es un rival extraño que tiene momentos muy distintos dentro de un mismo partido...

—Sí, pero igual es un rival de enorme jerarquía, de local vienen respondiendo muy bien, por lo cual debemos tomar recaudos y lastimar cuando podamos hacerlo. No vamos a ir al Monumental a defendernos ni mucho menos ya que somos un equipo ofensivo por naturaleza y lo mismo vamos a hacer el domingo. Ojalá salga un lindo partido dado que el marco de público va a ser importante, seguramente será un lindo espectáculo.

En relación al futuro y lo clave que resulta el partido ante el Millonario opinó: “Es un partido que de ganarlo nos puede servir y mucho en el aspecto anímico y creer que aún podemos luchar en los puestos de arriba. El torneo recién se está acomodando y todavía falta mucho, así que no bajamos los brazos y seguiremos intentando hasta el final, pero obviamente que precisamos una victoria”.

Volviendo al rival de mañana y ante la consulta si sería un error quedarse con la actuación que tuvo River ante San Lorenzo en donde perdió el invicto y además jugó muy mal expresó: “Lo ví al partido y me parece que San Lorenzo le hizo un planteo muy inteligente y agresivo, lo presionó y le quitó el balón, en consecuencia River no pudo desplegar su juego. En líneas generales más allá de las diferencias nosotros deberíamos hacer lo mismo. Ellos venían jugando de una manera y ese partido se les hizo incómodo llevar a cabo su juego. Cuando un equipo juega bien los rivales te observan mucho más, lo mismo sucedió con nosotros, por eso siempre hay que encontrarle la vuelta”.

—¿Pensás que ante Estudiantes se mejoró o se dio un paso atrás en lo futbolístico?

—Creo que con Belgrano jugamos mejor, con Estudiantes fue diferente porque a los 11 minutos perdíamos 2-0 entonces el planteo cambia rotundamente, sí rescato la cuestión anímica por la manera en que levantamos el resultado. De todas maneras pienso que generamos varias situaciones de gol y eso es señal de que algo bueno hicimos de mitad de cancha hacia adelante. Lo ideal sería mantener el orden que mostramos ante Belgrano y la generación de jugadas de gol que tuvimos ante Estudiantes.

Por último se refirió a los vaivenes que muestra el equipo de un partido a otro: “Cuando las cosas no salen comenzás a dudar y buscar otros caminos y quizás en esa búsqueda es en donde estamos fallando. Por eso este tiempo estuvimos hablando mucho de volver a nuestras bases que nos llevó a ser un equipo confiable”.