San Juan 8 > Información General

Productores de trigo fluctúan entre la indefinición y la desconfianza tras anuncios

Dispar reacción luego de que la presidenta anunciara un plan de incentivos la última semana para impulsar la alicaída intención de  siembra de trigo para la campaña 2013-2014 que ya comienza.

Buenos Aires.- La presidenta Cristina de Kirchner anunció un plan de incentivos la última semana para impulsar la alicaída intención de  siembra de trigo para la campaña 2013-2014 que ya comienza.

Prometió una devolución cercana a los 30 dólares por tonelada  de trigo producido, que se cobrará en un fideicomiso administrado por el Banco Nación donde los exportadores y molinos aportarán las retenciones por el cereal, que son del 20 por ciento.

Te puede interesar...

Sin embargo, a pesar de como asegura el consultor Pablo  Andreani es la primera vez que el Gobierno no incluye a la AFIP ni la Aduana en el mecanismo, hay un factor que no se puede dejar de tener en cuenta: generar confianza en el productor.

Nunca menos cierto ese axioma popular: el que se quemó con  leche, ve una vaca y llora.

Resulta que en 2009, los anuncios de incentivos agropecuarios a la producción fueron importantes, pero luego no se cumplieron.

Se trataba de Maíz y Trigo Plus, definidos entonces por la  desaparecida ONCCA como programas para los productores de esos  cereales, que se proponen, a través de incentivos fiscales  directos, alentar el crecimiento de la producción de estos  cultivos en nuestro país.

Para su implementación, para cada campaña se iba a establecer  una Producción Base (PB), que es el estimado total de siembra para esos trigo y maíz en ese período.

Para la campaña 2008/2009 la PB se fijó en 13 millones de  toneladas para el trigo y 15 millones de toneladas para el maíz:  el excedente eventual de producción que se produzca en relación  con la Producción Base se denomina Producción Plus (PP).

Ese dato iba a aparecer al final de cada cosecha, en la página  web de la ONCCA, organismo que tanto escándalo causó hasta ser  eliminado.

Cuando la PP supere en un millón de toneladas o más a la PB, los dos programas entrarán en vigencia, eso implica que se pondrán en funcionamiento una serie de incentivos fiscales para los productores de trigo y maíz, según las características de cada productor y la cantidad de PP que se haya obtenido, se dijo.

Nada de eso ocurrió mientras que el Trigo Plus no se toma en  cuenta porque la producción cayó hasta tener la más baja en 2013,  en 100 años, Pero el maíz es un caso aparte porque nos acercamos  a un récord de unas 24.5 millones de toneladas, según la Bolsa de  Cereales y de 26.50 millones de acuerdo con las estimaciones del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos.

En la época del Maíz Plus, los memoriosos recuerdan que se  hablaba de bajar un punto las retenciones en 2010.

Dados los incumplimientos, Santiago del Solar, dirigente que se define como “productor agropecuario” consideró ante Noticias  Argentinas que para sembrar trigo hace falta una dosis de  “confianza”.

¿Pagará el Gobierno? Es la pregunta. Respuestas ya hay  bastantes. Por ejemplo la Sociedad Rural Argentina y  Confederaciones Rurales Argentinas reclamaron la eliminación  definitiva del sistema de retenciones a la exportación de trigo,  como mecanismo para incentivar la próxima siembra.

“¿Por qué directamente no le quitan las retenciones y los ROEs al trigo?”, se preguntó el titular de la SRA, Luis Miguel  Etchevehere, al participar en Mar del Plata del encuentro  denominado “A todo Trigo”.

En tanto, el diputado Juan Casañas (UCR- Tucumán), opinó que  “esta medida es otro manotazo de ahogado que busca solamente  engañar a los productores para intentar mejorar la intención de  siembra de trigo, que desde hace unos años se encuentra en los  mínimos históricos”,

En la campaña 2005-2006 se sembraban 5,2 millones de hectáreas  de trigo, y en la campaña 2012-2013 se sembraron solamente 3,16  millones.

Gustavo López, responsable de la consultora Agritrend manifestó que “la devolución de retenciones del trigo genera muchas dudas por la falta de credibilidad de los anuncios del gobierno”.

Para ratificar la tendencia de la desconfianza de los  productores, la Guía Estratégica del Agro (GEA) de la Bolsa de  Comercio de Rosario, advirtió que con buenas condiciones  agronómicas, en los próximos días comenzará la siembra de los  primeros lotes.

Sin embargo, para los especialistas, la intención de siembra en la región núcleo se ubica levemente por debajo de la campaña  pasada hasta el momento, pero presenta altas y bajas según la zona y aún no termina de definirse.

La cartera de Agricultura mandó una señal fuerte: anunció que  titulares de Ministerios y Secretarías de las 23 provincias  argentinas que integran el Consejo Federal Agropecuario (CFA)  respaldaron ante el ministro de Agricultura, Norberto Yauhar, las  medidas impulsadas por el Gobierno para fomentar la opción por el  trigo.

Por su parte, el director de la Federación Agraria y legislador bonaerense, Jorge Solmi, no objetó la metodología, pero reclamó representación de los productores en el fideicomiso.