San Juan 8 > Policiales

Procesaron a dos policías por vejaciones y apremios ilegales

Dos policías santafesinos fueron procesados por vejaciones y apremios ilegales que habrían cometido durante un operativo antidrogas realizado en marzo pasado en la vía pública, en la ciudad de Reconquista.

La medida fue tomada por el juez federal de Reconquista Aldo Alurralde, quien procesó a los oficiales Luciano Martínez y Germán Arce, que participaron de la detención de los dos presuntos narcotraficantes que luego denunciaron las torturas.

Te puede interesar...

El juez Alurralde dispuso, en tanto, la falta de mérito del jefe de la Brigada Operativa de la ex Drogas Peligrosas de la Unidad Regional IX, Sergio Senn, y del jefe de Inteligencia de la Zona Norte, Daniel Musante, dijeron los voceros.

En marzo pasado, los cuatro policías quedaron detenidos y acusados por presuntas torturas cometidas contra dos acusados de narcotráfico en Reconquista, Santa Fe.

La noche del lunes 25 de marzo Gustavo Cernadas y Angel Ramírez iban en moto por las calles de Reconquista y llevaban con ellos una bolsa de cocaína y 5.000 mil pesos.

La policía los detuvo y ambos fueron esposados y trasladados a la comisaría primera, donde funciona la seccional especializada en temas de drogas.

Dos días después, "El Perro" Cernadas ingresó al Hospital Central de Reconquista con una fractura en el maxilar, traumatismo en el tórax y hematomas en distintas partes del cuerpo, donde dijo que lo habían golpeado con el caño de una escopeta, mientras que "El Rosarino" Ramírez fue hospitalizado con dos costillas quebradas, traumatismo de cráneo y contusiones varias.

Cuando los detenidos fueron al juzgado para la indagatoria, el secretario notó que estaban golpeados, desistió de interrogarlos y los envió nuevamente a la comisaría junto con una orden para que los revisara un médico, quien pidió que fueran internados de inmediato.

A raíz de la cantidad de fracturas y golpes que presentaban Cernadas y Ramírez, intervino el fiscal federal Roberto Salum, ante quien los detenidos denunciaron la golpiza y reconocieron a los cuatro policías como los agresores.

Salum presentó el pedido de detención de los involucrados en el Juzgado Federal de Reconquista, a cargo Alurralde, en base al testimonio de las víctimas, de algunos vecinos y periodistas, ya que la mayor parte de los golpes que recibieron los detenidos fueron aplicados durante el procedimiento en la vía pública.

Télam