San Juan 8 > Ovación

Por un clásico para todos

Ovación comienza la cuenta regresiva rumbo a una nueva edición del derby santafesino, que se jugará el próximo 29 de mayo en el 15 de Abril. Los hinchas desean poder estar todos presentes en el 29M.

Fueron ocho años interminables. Como nunca antes en la historia de los clásicos no se vieron las caras por mucho tiempo. A medida que Unión empezó a concretar su retorno a Primera División en junio de 2011, todos los santafesinos comenzamos a palpitar el placer incomparable de ver a la Rojinegra de Colón de un lado y a la Rojiblanca de Unión del otro.

Te puede interesar...

Como ocurre en la mayoría de los cotejos entre los equipos de nuestra ciudad, ninguno de los tres que se disputaron desde 2011 a esta parte pasó desapercibido o fue digno de olvidar rápidamente. Primero se vieron las caras en el Brigadier López, donde por la 4ª fecha del Torneo Apertura 2011 el equipo de Frank Darío Kudelka dio el gran golpe y generó la sorpresa de todo el ambiente futbolístico. Porque el Tate estaba transitando sus primeros pasos en Primera División, donde todavía no había conseguido una victoria, y el Sabalero se presentaba como gran favorito, con un equipo totalmente afirmado en la máxima categoría y con un presupuesto mucho mayor en pesos en cuanto a la conformación del plantel. Sin embargo, por lo maravilloso que tiene este deporte, el que se presentó como más débil terminó con una gran sonrisa. El 28 de agosto de 2011 será una fecha difícil de olvidar por el pueblo Rojiblanco, porque con goles de Paulo Rosales y Fausto Montero, Unión logró una victoria épica en terreno ajeno.

El festejo Rojiblanco duró hasta el próximo clásico. El 4 de marzo de 2012 fue el momento de la revancha. El estadio 15 de Abril fue el escenario. El equipo que por aquel entonces dirigía Roberto Sensini jugó un primer tiempo estupendo y se fue al descanso con una contundente diferencia de 2-0, producto de un doblete de Iván Moreno y Fabianesi. El Sabalero saboreaba su dulce venganza futbolística; sin embargo los jugadores de Unión sacaron el orgullo a relucir y en el segundo tiempo llegaron a una merecida igualdad 2-2 con los goles de Diego Jara y Nicolás Correa. Una vez más la mitad Rojiblanca de Santa Fe terminó con una gran sonrisa.

Pero para Colón la tercera fue la vencida. El 18 de noviembre del año pasado se vieron las caras en el estadio Brigadier López y aquí sí se dio la lógica. El Tate acumulaba una larga racha sin victorias –no la logró durante todo el Torneo Inicial– y el Sabalero llegaba con la necesidad de quedarse con el triunfo por el sabor amargo de los anteriores cotejos y para enderezar una campaña intrascendente. Y así fue, el Unión de Pumpido expuso muy poca resistencia y Colón terminó redondeando una gran victoria por 2-0, con los tantos de Lucas Mugni y Emmanuel Gigliotti.

La expectativa ahora se centra en el 29M (29 de mayo), fecha indicada para que los dos equipos más importantes de la ciudad estén nuevamente en un mismo rectángulo de juego. El partido ya se empezó a disputar desde hace mucho tiempo ya que el equipo de la Avenida está muy cerca de perder la categoría, por lo que por lo menos por un año, como mínimo, no habrá más de este tipo de choques en la ciudad.

Y por los antecedentes, sobre todo el último en cancha de Colón y por el mal comportamiento de la parcialidad tatengue en ese encuentro, está latente la posibilidad que el clásico se juegue sin público visitante o que directamente sea a puertas cerradas, a pesar del acuerdo firmado el año pasado para que asistan todos los simpatizantes a los dos encuentros de la temporada.

No será un clásico normal ya que por la disposición del campeonato el duelo será un miércoles y en un horario muy cercano al mediodía. Los hinchas sabaleros comenzaron a jugar su partido con una movilización en el Palacio Municipal pidiendo poder estar presentes en el 15 de Abril. Ellos sienten que es una chance que les da el destino para vengar una herida que quedó latente desde hace 24 años, por las dos finales perdidas en 1989: es que por esas cosas que tiene este deporte hay muchas chances de poder terminar de sentenciar la suerte del Tate en la Primera en ese partido.

Por el otro lado, los Tatengues saben que con el correr de las fechas y a medida que las chances de seguir en la “A” se desvanecen, lo único que importa de aquí hasta que termine el Torneo Final es el clásico. Salir ilesos de ese choque es una cuestión vital para ellos.

Cada vez falta menos. Desde hoy, Ovación arranca con la cuenta regresiva contando los detalles, estadísticas, informaciones y anécdotas que rodean a este partido tan importante para la ciudad. La ilusión es que sea un clásico para todos y que se pueda vivir en paz. Los fanáticos de ambos equipos una vez más deberán dar una muestra de prudencia, madurez, convivencia y buen comportamiento, para que todo transcurra en paz por la salud del clásico santafesino.