San Juan 8 > País

Por los saqueos suspendieron al intendente de Bariloche, Omar Goye

El Concejo Deliberante decidio iniciar el proceso revocatorio del jefe comunal por 10 votos a 1. Lo acusan de provocar los hechos ocurridos el pasado 20 de diciembre. Asumirá la titular del órgano legislativo hasta que se defina su situación.

En un clima muy tenso, el Poder Legislativo comunal ya trata el pedido de suspensión y el inicio de un proceso revocatorio para el intendente de Bariloche Omar Goye, a quien acusan de "ineptitud", entre otras cosas, por los saqueos producidos en la ciudad durante los últimos días de diciembre.

Te puede interesar...

Poco antes de las 9 de la mañana, Goye llegó al Palacio Municipal y desafió a los legisladores: declaró que "esto es una guerra que recién empieza", e insistió en que hubo irregularidades en el pedido de proceso de revocatoria.

Las adyacencias al Concejo Deliberante amanecieron con un fuerte operativo de seguridad, ante el temor de que la decisión pueda generar disturbios.

El proyecto de revocatoria de mandato, que incluye el pedido de suspensión inmediata, fue redactado por concejales del Frente Grande y consensuado el pasado miércoles por unanimidad. Según fuentes del cuerpo, obtendrá la mayoría especial de ocho votos, establecida en la Carta Orgánica Municipal para revocar el mando de Omar Goye.

Si el proyecto de ordenanza es aprobado, el intendente será suspendido en sus funciones, y asumirá ese cargo la presidenta del Concejo, María Eugenia Martini, del Frente para la Victoria.

La Carta Orgánica señala que el proceso de revocatoria deberá incluir un referéndum popular, que con las firmas de un mínimo del 3 por ciento del padrón (2.389 de un total de 79.653, según la última elección de 2011) decidirá si Goye sigue o no en el cargo.

El texto fue presentado en base a los artículos 154, 155 y concordantes de la Carta Orgánica Municipal. En el artículo 2 enumera y detalla varias causas para fundamentar el pedido de revocatoria.

Ellas son "ineptitud" demostrada en recurrentes ausencias por viajes; "irregularidades en el desempeño de funciones" en la disposición de fondos; y "negligencia" en el manejo de recursos propios del municipio.

También cita "irregularidades" en el desempeño de funciones, por la "posible comisión del delito de acción pública"; por pagos a funcionarios; por contrataciones del Estado municipal; y "falta de transparencia e ineptitud en la administración del Estado municipal".

El artículo 3 establece un plazo de diez días al intendente para contestar el proceso de revocatoria en su contra, y luego describe el procedimiento para realizar el referéndum popular. Para ello la Junta Electoral Municipal deberá habilitar los libros de firmas de acuerdo a lo normado.

En el artículo octavo el proyecto establece que "se suspende de manera inmediata a Omar Goye en el ejercicio de las funciones de intendente del municipio", disposición que se extendería "hasta tanto se resuelva el proceso de revocatoria de mandato, sin goce de haberes".

Después señala la designación interina de Martini, quien asumiría "el cargo en forma inmediata".

Antecedentes

Esta crisis política comenzó a agravarse el 20 de diciembre con los ataques a supermercados y comercios de la ciudad, por los que el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, responsabilizó a Goye.

Weretilneck y el senador nacional Miguel Pichetto, presidente del PJ rionegrino, viajaron hace dos semanas a Bariloche a pedirle a Goye que renuncie, en función de su aislamiento y la amenaza a la paz social de la ciudad, a lo que el intendente se opuso y desde entonces resiste en el mando municipal.

Eso puso en marcha un proyecto de revocatoria del mando del intendente presentado ayer.

Antes de esta presentación, al mediodía el intendente Goye había hecho lo propio y pidió el inicio del proceso de revocatoria para los concejales Martini, Alejandro Ramos Mejía y Ramón Chiocconi (FPV); Carlos Valeri, Alfredo Martín y Diego Benítez (Frente Grande); y Mauro González (Partido Vecinalista por el Cambio).

Goye pide la revocatoria de los siete concejales en función de su acompañamiento en 2011 de la plataforma electoral del intendente, entre otros argumentos reglamentarios, y sostiene que los mismos fundamentos que analizan para revocar su mandato son aplicables a los ediles.

El rechazo o aceptación de esta iniciativa también será analizado hoy en la sesión extraordinaria.

Fuente:infobae.com