Política
Domingo 12 de Noviembre de 2017

Soltar la mano: cuando el pacto deja de ser de caballeros

El caso De Vido, Amado Boudou, y el desfile de empresarios, testaferros, esposas y ex esposas por tribunales es una trama que incluye también a la Justicia. Caballero Vidal ahora en la cuerda floja.

Martín Varsavsky Waisman es un empresario en telecomunicaciones nacido en Buenos Aires, nacionalizado español que donó a la Argentina más de U$S 11.500.000 para crear el portal educativo Educ.ar en el año 2015. En un reportaje concedido al diario español "El País" aseguró que los españoles "no conocen lo que es un país corrupto, gobernado por corruptos", y precisó: "Yo, en España, personalmente nunca me encontré con corrupción. Pero quise llevar Fon a la Argentina y el primer día ya me estaban pidiendo sobornos".

"FON" es una empresa surgida en el año 2005 con el objetivo de crear una comunidad Wifi global, que permita a sus usuarios la conexión gratuita a los puntos de acceso de otros usuarios repartidos por todo el mundo, a la vez que brinda acceso de pago a terceros mediante un sistema en el que las ganancias se reparten entre la compañía y el usuario que presta su conexión. Está presente en cada vez más países de Europa, Norteamérica y Asia.

El testimonio de Martín Varsavsky es uno de los innumerables que surgen cada vez que se plantea el archidiscutido tema de la corrupción.

La corrupción es una realidad mundial que afecta a las naciones desarrolladas y a las que no lo son; pero lo que pone en evidencia el grado de madurez política y fortaleza institucional de un país, y la educación cívica de sus ciudadanos, es el nivel de tolerancia que la sociedad tiene ante éstas prácticas y la actuación del Poder Judicial y podríamos decir, también de los Fiscales que se desempeñan en el fuero de la investigación. Cabe aclarar que esa función del Fiscal es la que desempeña en todo el país menos en San Juan, y eso requiere una urgente modificación. San Juan ha quedado absolutamente desactualizado en el modo y procedimiento en que lleva una causa.

Más allá de las constantes quejas que a través de los medios tradicionales o redes sociales se expresan respecto a los jueces y la Justicia, en la Argentina, hay un umbral muy elevado de tolerancia porque la Justicia, digo jueces y fiscales, han sido complacientes con la corrupción al garantizar la impunidad de los corruptos. El obsceno enriquecimiento de funcionarios públicos, legisladores, integrantes del ejecutivo y magistrados; o el sorprendente crecimiento económico de empresas a los que éstos directa o indirectamente están vinculados es un hecho que, por lo reiterado, ha dejado de sorprender a la ciudadanía. Hoy a nadie le causa sorpresa lo que ocurre en los Tribunales Federales de Comodoro Py en Capital Federal, sí; causa bronca, indignación y repudio, pero sorpresa ... de ninguna manera.

Lo más preocupante de esto es que ese desfile de ex funcionarios y empresarios que ahora de golpe les aparecen las causas que motivan su detención confirma la teoría de una Justicia corrupta. Una justicia que juzga hacia atrás, nunca será justa, y ser justo es el valor primordial que da lugar a su existencia. No serlo, la ubica en partícipe necesario para concretar el delito.

Hoy nadie se le puede ocurrir pensar que los que están quedando detenidos por delitos contra la Administración Publica, resulten gracias al accionar de la Justicia, sencillamente "les soltaron la mano" y eso también es grave porque pone en evidencia la complejidad inherente y añadida del compromiso entre jueces y fiscales con el poder político y porque el proceso de selección de unos y otros, no prevé la evaluación de actitudes que permitan medir la independencia de los postulantes ante poderes concretos.

Es increíble, pero sea cual fuere el caso que abordamos en las noticias, lo primero que miramos es quién le soltó la mano o no. De hecho el mismo Julio De Vido lo deja velado en su carta desde la Cárcel, nunca jamás decimos ni pensamos si en verdad se actuará con Justicia. Si el padrino que te sostenía ya no está, seguramente caerás. Verdaderamente lamentable.

Ahora bien, cuando de delitos de Lesa Humanidad hablamos nos encontramos con el mismo proceder. Es inminente que en las próximas horas haya novedades respecto de la causa que pesa sobre Juan Carlos Caballero Vidal, Ministro de la Corte de Justicia de San Juan. El Fiscal Francisco Maldonado pidió el desafuero del cortista convirtiéndose en un hecho sin precedentes. Ahora la pelota la tiene el Juez Leopoldo Rago Gallo que debe definir esa situación. En caso de que apruebe la petición, debe solicitarla a la Cámara de Diputados donde se conforman las Salas que llevan adelante un Juicio Político. Si la situación le resulta agobiante, una de las hipótesis que se barajan, es que Caballero Vidal inicie los trámites jubilatorios y se vaya sin tener ni siquiera que soportar la exposición mediática local y nacional que le espera.

No debe llamarnos la atención que en éstos días previos, la Corte de Justicia haya hecho una Auditoría interna y haya saltado que Caballero Vidal es el más moroso de todos ellos. Da la impresión que justo ahora salen a señalarlo porque el escándalo ya no lo pueden sujetar y no queda otra que "soltarle la mano". Si no fuera así, jamás hubiese surgido un pedido de Auditoría para que aparezca su falta de trabajo, de hecho en 10 años (antigüedad de los expedientes cajoneados) a ninguno en la Corte le importó saberlo.

Mientras el accionar del Estado; los tres poderes del Estado Ejecutivo, Legislativo y Judicial se siga manejando por "la mano" que los sostienen, sencillamente seguiremos siendo protagonistas de repetitivas escenas que en verdad siguen respondiendo al poder de turno y solo buscan la repercusión mediática como si eso pudiera suavizar el vergonzoso accionar que por ahora no demuestra en lo más mínimo que intente cambiar su proceder.

Comentarios