Política
Domingo 05 de Noviembre de 2017

Otra mancha más para Rolando

Amado, eso es lo que fue, hoy ya no y engrosa la lista inédita del tendal de funcionarios "K" detenidos por corruptos. Amado Boudou una historia que va del éxtasis a la agonía sin escalas en tan solo 6 años.

Encarnaba el hombre joven, innovador, con ímpetu creativo y seductor. Elegido para acompañar la fórmula que buscaba la reelección de Cristina Fernández de Kirchner en el 2011 por la propia mandataria, y su nombre era uno de los secretos mejor guardados hasta que la propia Cristina lo anunció con bombos y platillos el 25 de junio de aquél mismo año. Ese anuncio en Olivos se pareció más a una entrega de premios que a un acto político. Todas las crónicas periodísticas aseguran que ni él mismo sabía que era el elegido, dato que confirma la personalidad de la mandataria: Ni a su compañero de fórmula le concedió el beneficio del diálogo. Yo lo decido y con eso es suficiente.

Amado Boudou, aparecía como emergente de una nueva política aunque, al poco tiempo, las denuncias judiciales y el escándalo Ciccone sellarían su destino político para siempre.

El marplatense llegó a tener hasta 54 causas abiertas en la Justicia Federal. La mayoría, más de 30, fueron cerradas, como ocurrió con la famosa denuncia por las reformas a su oficina del Senado con jacuzzi incluído. Ya casi nadie recuerda aquél episodio, que fue denunciado y por el que gastó $96.640 para remodelar el baño de su despacho: Es que el entonces Vicepresidente Amado Boudou modificó la normativa en vigor en materia de contrataciones del Senado para justificar el gasto realizado en la refacción de los despachos del área de Presidencia de la Cámmara Alta. Esa obra se hizo sin licitación y su costo se mantuvo en secreto hasta la publicación de la nueva ingeniería legal que permitió encuadrar el trabajo dentro de las facultades del Senado.

Boudou y su operador político y secretario administrativo del Senado, Juan Zabaleta, modificaron el régimen de caja chica de la Cámara (denominado Fondo Rotatorio) para permitir la contratación de obras hasta un monto de $ 100.000 sin llamado a licitación. Lo llamativo del caso es que emitieron los decretos que respaldaban esa decisión semanas después de que se iniciaran los trabajos. De hecho, para esa fecha las obras ya habían finalizado.

Recordar esto hoy parece anecdótico al lado de las causas por las que fue sometido a investigación. Solo pinta de cuerpo entero al personaje: Ni el baño del Senado se salvó a la hora de hacer negocios que le permitirán hacer usufructo del Poder.

El caso Ciccone es la causa más grave y de mayor alcance mediático. Todo comenzó en febrero de 2012 cuando Laura Muñoz, esposa en trámite de divorcio de Alejandro Vandebroele denunció que su esposo era testaferro del Vicepresidente. Vandenbroele, dueño de la Compañía Sudamericana de Valores (CVS, ex Ciccone) aseguraba no conocer a Boudou, a pesar de que había numerosas pruebas que los vinculaban. En agosto de 2012, el gobierno nacional estatizó la empresa, responsable de la impresión de billetes. A partir de ese momento se inició la lenta, demorosa y cancina investigación q a paso de tortuga se llevó adelante para determinar responsabilidades. El Vicepresidente fue investigado por negociaciones incompatibles con la función pública y por enriquecimiento ilícito; dado que cuando era ministro de Economía ayudó a que la AFIP le hiciera un beneficioso plan de pagos a la firma The Old Fund, quien se ofrecía a levantar la quiebra de Ciccone.

Pero no es lo único; además fíjense en este jugosísimo historial:

Enriquecimiento ilícito. El juez federal Ariel Lijo investiga a Boudou, sus padres, a hermanos y a su novia, la periodista Agustina Kämpfer, por su "vertiginoso e injustificado incremento patrimonial que incluye "la compra de terrenos en el exclusivo country del Partido de la Costa denominado Costa Esmeralda, Pinamar". También figuran sus "presuntos testaferros", Vanderbroele y José María Núñez Carmona.

Lobo del aire. El 6 de agosto de 2011, el vicepresidente utilizó un helicóptero de Gendarmería Nacional para apoyar la campaña de Martín Marinucci, que salió segundo en las elecciones a intendente de Morón. El 17 de diciembre de 2011 viajó en otro helicóptero de la cosntructora Ecodyma S.A. -que aspiraba a conseguir obras públicas- para acompañar a Horacio Tellechea, candidato K en Necochea. Ambas noticias, motivaron una denuncia por irregularidades, que el funcionario intentó archivar.

Un regalito. El 22 de diciembre de 2009, el ministerio de Economía pagó 2.300.000 pesos a la concesionaria Guido Guidi S.A. por la compra de 19 automóviles Volkswagen cero kilómetro. La compra se realizó sin licitación previa y uno de los coches fue a parar a manos de la Sindicatura General de la Nación (SIGEN), el organismo -a cargo de Daniel Reposo- que debe controlar la transparencia de los actos públicos.

Hasta las multas. Si bien Boudou se destacó por viajar en motocicletas Harley Davidson, a veces tiene que viajar en auto. Pero su pasión por la velocidad puede más: llegó a acumular 110 infracciones de tránsito, la mayoría por mal estacionamiento y exceso de velocidad, por un total de 70.000 pesos, desde el año 2010.

Bonos de deuda. Claudio Lozano acusó a Boudou (y a varios de sus colaboradores en Economía) por supuesto aprovechamiento de información privilegiada en el canje de deuda pública 2010. "Hubo tráfico de influencias posibilitando desde el 2008 en adelante la compra de bonos de la República Argentina a precio vil y que luego fueron asumidos como deuda por la Argentina", denunció entonces el diputado.

Ahora el político fanático del rock debe pasar sus días en la cárcel. La Justicia se puso los pantalones largos presionada vaya a saber porque, nunca entendí a qué le pueden tener miedo los responsables en gran medida del desmadre de la corrupción en el poder. Tenemos una Justicia que juzga hacia atrás y eso es lo que la hace precisamente injusta.

No hay registro, ni antecedente en el mundo que se iguale a la cantidad de funcionarios de un gobierno democrático que hayan caído todos presos.

Aún resta otro tanto... resta que vayan tal vez, otros presos...pero lo que más duele es que aún nos falta ser una sociedad completa, un país serio donde gobernar no sea la gran oportunidad para robar, donde trabajar por el bien común no signifique esquilmar las cuentas del Estado...donde cumplir con el mandato de las convicciones no se cobre una estafa al erario público.

Ahh y me quedé corta con el expediente "Amado" ... "La mancha de Rolando" la banda de rock preferida del ex Vicepresidente facturó entre 2011 y 2015. Al menos 4.812.009 pesos por shows organizados por el Estado en varios puntos del país con entrada gratuita. Una "bicoca" diría mi querido Gabriel Colonna.

Comentarios