Política
Sábado 21 de Octubre de 2017

Habrá que hacer memoria

En el coloquio de IDEA de 2015, los empresarios apostaban por Daniel Scioli. Decían: "se va a independizar de Cristina y tiene más cintura para gobernar que los radicales y Macri". "Los peronistas son los únicos que pueden conducir este país".

Te decían: "Los empresarios siempre tienen que ser oficialistas". "Necesitamos protección, subsidios". Scioli nos entiende.

En el coloquio de IDEA de 2016, la frase era una pregunta. ¿Macri termina el mandato o se lo llevan puesto"? ¿"Termina como De la Rúa? La recesión y el tarifazo habían golpeado a la sociedad. La verdad, decían, Macri ganó de casualidad.

En el coloquio de IDEA de 2017, hace pocos días, parecía la fiesta de una boda. "Ahora sí salimos". "Por fin, esta puede ser la Argentina que estábamos esperando".

Estaban los principales dueños de la Argentina. No habían enviado a los gerentes.

El optimismo, parecía exagerado.

Jorge Lanata les señaló: "Cómo con tanto dinero pueden ser tan cobardes".

Pedían reformas tributarias y laborales.

Después del día de hoy, Macri va a convocar a todos los gobernadores a un encuentro en la quinta de Olivos.

En orden, primero esta avanzar sobre proyectos fiscales. Es decir, los impuestos. La clave bajar ingresos brutos.

En el presupuesto 2018, tiene que haber un capítulo, según el gobierno, que hable de la responsabilidad fiscal. Nación y provincias se tendrán que autolimitarse en sus gastos y habrá que frenar la toma de empleados públicos.

Están en la mira, cuadros enteros de La Cámpora que están enquistados y según los funcionarios sabotean el trabajo en el Indec, la AFIP, Seguridad y Educación.

Los empresarios piden "cambios fuertes". El gobierno, les contesta que seguirán con el gradualismo.

Un dato de Poliarquía: Hace un año, el 72 % decía que Macri gobernaba para los ricos, hoy es el 41 %.

De cualquier manera, los cambios que se vienen no serán fáciles de implementar. Somos un péndulo. Los pesimistas agregan que la herencia italiana y española va a impedir hacer los cambios. "Será imposible ser Australia o Canadá".

Hay que agregar que con los años se perdió la cultura del trabajo. Hoy muchos viven del subsidio y los planes.

¿Se pueden conseguir cambios en tan poco tiempo? Es complicado.

El mayor problema son los costos, las regulaciones, las mafias sindicales y la burocracia.

Hoy construir en La Plata sale 40 % más barato. Se evaporó la influencia del Pata Medina.

Los gremialistas hablan de un acuerdo político de largo plazo.

Hoy, todavía algunos revindican el estatismo, el proteccionismo extremo y subsidios para todos. Se aferran a ideas que fracasaron siempre. Este mes se cumplen 100 años de la revolución que llevó al comunismo al poder durante 70 años. Gobernaron con "mano de hierro", purgas, asesinatos de sus propios compañeros, organizaron la sociedad desde el jardín de infantes, monopolizaron los medios de comunicación, a lo artistas, la música, los libros que se podían leer. Querían formar el "hombre nuevo". El desastre económico los hizo colapsar. Nada es para siempre.

Los viejos marxistas buscan un lugar a través del populismo .

Lo que irrito a los funcionarios argentinos fue la inflación de septiembre: 1,9%. Se le escucho algún insulto a la gobernadora de la provincia de Buenos Aires contra los formadores de precios.

¿Qué explicación tenía esta suba?

Escucharon, que se vende más y algunos aprovecharon el momento.

Esta la tentación de abrir importaciones. ¿Podrán hacerlo como los televisores, computadoras y teléfonos?

Para el BCRA, el proceso de bajar la inflación, no es lineal, no es matemático. Habrá altibajos reconocieron.

Para el año que viene, el Central apuesta a que estará entre el 8 y el 12 % anual. Para los analistas llegaran al 16 %, porque habrá un 20 % de ajustes en las tarifas de luz y agua y un 6 % en noviembre en los combustibles.

Las tasas seguirán altas.

Pero el partido principal se juega para bajar el déficit.

Allí, está la clave.

Comentarios