Política
Domingo 24 de Diciembre de 2017

Esperanza Navideña

Esta noche el encuentro familiar reúne las esperanzas proyectadas para el año que viene. Dejamos atrás un año electoral y ahora comienza el verdadero nuevo Gobierno de Macri

La Cámara de Diputados convirtió en ley en la madrugada de este viernes el Consenso Fiscal, firmado por 23 de los 24 gobernadores el pasado 16 de noviembre, y el proyecto de Responsabilidad Fiscal, por el cual los mandatarios provinciales se comprometieron a mantener su gasto constante en términos reales durante los próximos años.

El Consenso Fiscal obtuvo 145 votos a favor, 53 en contra y 20 abstenciones, mientras que la ley de Responsabilidad Fiscal consiguió 159 adhesiones, 55 rechazos y 3 abstenciones.

La prórroga del impuesto al cheque fue aprobada por 211 votos a favor, 6 en contra y una abstención.

"Es un acuerdo en el que todos ceden un poco", sintetizó el miembro informante del oficialismo, Luciano Laspina. Al defender el valor de estas leyes, estimó que "este es un acuerdo ciertamente histórico, que nos permite ponernos en una senda mucho más sustentable".

El acuerdo abre "muchísimas oportunidades de inversión y empleo en las provincias", dijo, remarcando que "acá hay un juego de suma positiva, que nos va a permitir seguir por el camino de crecimiento para reducir la pobreza, que es el principal objetivo que nos hemos planteado".

Laspina sostuvo que "estamos en presencia de un acuerdo histórico, que muestra una enorme madurez, que fue hecho en el marco del entendimiento de la necesidad de dirimir los conflictos en la Corte Suprema". Y agregó que "lo que se logró creo que es realmente un acuerdo sin precedentes, que nos permite seguir en la mejora de la solvencia fiscal, del control del gasto público".

El Pacto Fiscal "elimina la litigiosidad provincias-Nación", y es por el cual; a través del mismo, 59 juicios de las provincias se retiran. El problema de este tipo de pactos es que muchas veces no se terminan cumpliendo y San Juan al tener sus cuentas ordenadas suele ser víctima de la irresponsabilidad de sus pares que por más acuerdos firmados a la hora de los bifes, no siempre respetan lo pactado. Lo importante en este caso es que se trata de un acuerdo "posible" y es necesario seguirlo de cerca. También hay que ser precisos; las provincias no son las culpables de los desequilibrios, es la Nación la que tiene hoy un gran déficit fiscal.

Un pacto similar a este se firmó con Carlos Menem en 1993 y fracasó precisamente porque los acuerdos deben ser monitoreados todo el tiempo, de lo contrario solo constituyen expresiones de buena voluntad.

En el acuerdo firmado con la administración nacional, los gobernadores ratificaron su compromiso para bajar el impuesto a los Ingresos Brutos y a los Sellos, un aspecto vital de la reforma tributaria, donde se prevé bajar la presión impositiva en 1,5 puntos del PBI, en un lapso de cinco años.

Los mandatarios provinciales acordaron eliminar el artículo 104 de la Ley del Impuesto a las Ganancias, donde se afectaba el 10% de la recaudación al Fondo del Conurbano -con el tope de 650 millones de pesos- y el 20% al financiamiento de la ANSES.

La gobernadora María Eugenia Vidal desistió de su demanda por el Fondo del Conurbano ante la Corte Suprema de Justicia, y a su vez el resto de los mandatarios provinciales -a excepción del puntano Adolfo Rodríguez Saá- renunciaron a sus propios juicios contra la Nación, que totalizaban 340 mil millones de pesos.

Esa es la realidad de la economía hoy en nuestro país y los dos años que vienen serán profundizados los cambios que marcan el rumbo de un gobierno que por ahora no generó inversiones extranjeras , por ende eso no redundó en más trabajo y tiene un elefante como Estado repleto de empleados públicos al que también contribuyó a agrandar. Ese costo lo pagamos todos los argentinos con tarifas más caras, y una inflación que destroza cualquier proyección de ahorro.

El brindis de esta noche nos debe llevar a la reflexión. Es necesario que entendamos que si bien lo que nos pasa nos incluye a todos, toda acción que nos dirige incluye solo a los que dirigen, no a los que vamos atrás en el carro y que después inexorablemente pagamos las consecuencias. Es aquí donde renovamos la esperanza de tener una familia con salud, y un país que nos ponga orgullosos, así como alguna vez lo fue.

La esperanza navideña ojalá nos lleve a entender, a pacificar y a reconciliarnos. Y a quienes nos gobiernan; Dios los ilumine, es muy tarde cuando la Patria los demande, cuando llegamos a esa instancia del juramento que los puso en el cargo es cuando razonamos que cuando ese requerimiento llega el daño es irreparable y condiciona el futuro.

Comentarios