Policiales
Jueves 08 de Febrero de 2018

Violencia sin fin: sicarios mataron a tiros a un nene de tres años y a su padre

El hecho ocurrió durante la noche del miércoles en Rosario. El hombre recibió varias heridas de bala

Un joven de 27 años y su hijo de tres murieron tras ser atacados a tiros por dos sicarios que se movilizaban en moto en la zona oeste de la ciudad de Rosario, en el marco de un aparente asunto personal.

El cruento ataque se registró poco antes de las 21:00 de anoche cerca del cruce de las calles Presidente Quintana y Crespo.

Allí, en circunstancias que se trataban de establecer, individuos que se desplazaban en moto atacaron a tiros sin mediar palabra a Pablo Federico Riquelme y su pequeño hijo Jamil, informó el sitio del diario La Capital.

El joven fue llevado en un auto particular al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde murió pocos minutos más tarde.

Riquelme tenía una gran cantidad de heridas de bala en los brazos y en el pecho, y murió cuando había comenzado a ser operado, poco antes de las 22.

En tanto, el pequeño Jamil fue llevado al Hospital Pediátrico Vilela por su madre, pero los médicos del establecimiento constataron que había fallecido tras recibir disparos con orificios de entrada y salida en el pecho.

Según testigos, el joven y el niño se encontraban sentados en la vereda cuando pasaron dos individuos que se movilizaban en una moto efectuaron una ráfaga de disparos, que resultaron mortales para padre e hijo.

Por el momento, no había detenidos en torno al caso, mientras que la pesquisa quedó en manos de la Policía de Investigaciones (PDI) provincial, cuyos efectivos secuestraron al menos cuatro vainas servidas de calibre 9 milímetros en el lugar en el que se llevó a cabo el doble homicidio.

Los investigadores descartaban por el momento que el hecho se trate de un intento de robo y lo relacionaban con una venganza personal.