Policiales
Sábado 11 de Agosto de 2018

Venían a "podar un árbol", pero eran ladrones: encerraron en un baño a tres mujeres y a un niño

Tres delincuentes ingresaron a la casa de una familia en Capital y se llevaron tres celulares, luego de revolver toda la casa. Las víctimas, entre ellos un nene de apenas 4 años, estuvieron seis horas dentro de un pequeño sanitario hasta que otro familiar los auxilió.

Durante la mañana del viernes, una verdadera pesadilla afectó a una familia que vive en pleno centro sanjuanino. Es que un hombre se hizo pasar por un empleado municipal que venía a podar y aprovechó la ingenuidad de una de las moradoras para ingresar a la casa con dos cómplices más.

Según fuentes policiales de la Comisaría 1°, el hecho ocurrió cerca de las 10.30, en una vivienda ubicada en calle Güemes y San Luis. Uno de los ladrones hizo salir a una mujer para explicarle que quería podar una rama que perjudicaba el techo de la casa. Mientras ella le prestaba atención, dos hombres más se acercaron e ingresaron a la vivienda en donde había dos mujeres más y un pequeño de cuatro años.


"Se quedan quietas. No les haremos daño" fue una de las frases que les dijeron a las víctimas de 70, 66 y 40 años. En ese momento las metieron junto al niño a un baño muy pequeño de la casa. Mientras las damnificadas quedaron encerradas, los ladrones revolvieron todo el ambiente en búsqueda de dólares y joyas. Como nada de eso encontraron se llevaron solamente tres celulares.


Luego de seis horas es que otro familiar llegó hasta la casa y encontró el desorden y logró liberar a las víctimas. De inmediato se montó una intensa investigación a cargo de personal de Robos y Hurtos de la Policía de San Juan.


Es por ello que se advierte a toda la población, que los empleados que realizan tareas de poda están debidamente identificados y no ingresan a los domicilios.

Comentarios