Policiales
Sábado 05 de Enero de 2019

Uruguay: una joven fue violada por tres hombres en un camping

La llegada del año nuevo se transformó en una pesadilla para una joven uruguaya de 24 años que fue violada por tres hombres en un camping en Barra de Valizas, la pequeña localidad balnearia donde fue asesinada la adolescente Lola Chomnalez.

La denuncia fue presentada por el dueño del camping "Lo de Melo", luego de que la joven agredida junto a la amiga que la acompañaba decidiera abandonar el lugar antes del tiempo que habían pagado.

Si bien durante las primeras horas hubo versiones cruzadas sobre si la víctima presentó una denuncia, fuentes de la investigación dijeron a La Nación que la joven declaró y se realizó algunas pruebas médicas y psicológicas cuyos resultados se conocerán la semana próxima.

"No figura ella como querellante, está muy angustiada por la situación y le dijo a la fiscal que colaboraría en todo lo que hiciera falta para la investigación pero que no presentaría ella una denuncia", dijeron fuentes judiciales y luego explicaron que la legislación uruguaya permite que un tercero denuncie una violación y los fiscales actúan de oficio.

Por el momento, los tres denunciados no fueron detenidos ni procesados. Dos de ellos, a través de sus abogados, se pusieron a disposición de la fiscal para declarar. La funcionaria recién les tomaría testimonio la semana próxima.

Un posteo en redes encendió la alerta
El caso tomó estado público luego de que la joven argentina Lara Golzman compartiera a través de redes sociales lo sucedido en el camping propiedad de Werther Blanco. Movilizada por el caso de la adolescente de 14 años violada por cinco jóvenes en Miramar, Lara escribió: "Lamentablemente tengo que leer sobre una violación en un camping cuando todo el día de ayer estuve acompañando una situación similar".

"Violaron a una compañera en un camping en Valizas, Uruguay. Fueron tres pibes que ella conocía, la llevaron engañada hasta la carpa y abusaron los tres simultáneamente de ella rotando por todos sus agujeros. (Parece que si no damos detalles es mentira y hay que llegar al morbo para que nos escuchen)", siguió el texto.

Según detalló: "Al día siguiente, ella se fue del camping y quedaron los abusadores conviviendo con nosotros. Se expuso la situación y pedimos que se vayan de camping.

Trataron de dar su absurda versión y buscaron otros machitos que dijeron también que ella andaba buscando hacer una orgía. Culpabilizando a la víctima, que puede participar de cuántas orgías quiera, pero no sin su propio consentimiento".

"Se hizo la denuncia y ojalá se haga justicia. Estas cosas pasan, no lo leí en las noticias, abrace a la piba que violaron entre tres en una carpa en año nuevo y tuve que declarar en la Prefectura todo lo que sabía de este lamentable hecho", cierra el texto.

"Nos habíamos conocido el 31 a la tarde. Nos presentamos, charlamos un rato. Conversación de camping. Al día siguiente escucho a la amiga de la chica violada discutir con el dueño del camping porque le pedía que le devolviera el dinero que habían pagado por adelantado y él les decía que no correspondía".

"Ahí la amiga comienza a gritar y decir que cómo podía ser tan caradura después de lo que había pasado. Me acerqué ahí y vi a la chica violada que estaba callada, con su mochila de viaje puesta. Le di un abrazo largo, le dije que fuéramos a otro lado para que no siguiera absorbiendo también esa situación de violencia", dijo Lara y contó que salieron el camping juntas y se fueran hasta una plaza. En el trayecto, la víctima comenzó a llorar y le contó en detalle lo que había pasado la noche anterior, indica La Nación.

"Estaba muy angustiada y me decía que no quería hacer la denuncia. Yo le dije que eso podía esperar, pero que tenía que ir al médico porque era algo súper importante. Era el mediodía ya", recordó la argentina y contó que se fue hasta el policlínico de Valizas a averiguar para que atendieran a la chica violada, pero estaba cerrado hasta las 16. "Ella me dijo que la estaba por pasar a buscar un amigo para llevarla a Punta del Diablo y ahí recién iba a ir al médico porque no quería que la toque nadie más", contó Lara.

La expulsión del camping
Un grupo de chicos que permanecía en el camping, algunos argentinos y otros brasileños, ante esta situación pidieron al dueño del camping para que expulsara a los tres presuntos agresores sexuales. "El dueño quiso que ellos dieran su versión de los hechos y se acercaron a hablar con nosotros. Ellos dijeron que tuvieron sexo con la chica, los tres juntos, pero que fue consentido.

Ella me había contado cosas sumamente violentas que habían pasado en la carpa y las dije ahí para exponer que no había sido una relación consentida. Ellos llamaron a otros chicos conocidos de ellos que contaron que ella los había invitado a una orgía. Buscaron difamarla en frente de todos. La versión no convenció a nadie y frente a la presión, en el camping los expulsaron".

"La gente alojada en el camping presionó para que se hiciera una denuncia, así que el dueño lo hizo y me llamaron a mí para que declare ante la Prefectura y les mostré un pequeño video donde se ve la cara de los violadores en el momento en el que se decidió la expulsión. Me dijeron que les iba a servir para identificarlos", cerró.

Lara ya regresó a la Argentina, pero sigue en contacto con la víctima y su amiga. Según le dijeron, ayer fue a ver a un médico forense en Castillo, en el departamento de Rocha.

La Nación.

Comentarios