Policiales
Jueves 08 de Marzo de 2018

Una chica de 14 años que estaba embarazada murió estrangulada en una fiesta privada

El hecho ocurrió en un humilde barrio de La Banda, en Santiago del Estero. La fiscal de la causa decidió detener a los siete hombres que se encontraban en la fiesta al momento del desvanecimiento de la adolescente.

Hoy se celebra el Día Internacional de la mujer, pero no es suficiente para que dejen de ser noticia nuevos casos de chicas asesinadas en la Argentina. La última historia se produjo en La Banda, Santiago del Estero, donde una adolescente de 14 años, que cursaba el cuarto mes de un embarazo, murió estrangulada durante una fiesta en la que estaba junto a su novio y otros hombres.

El hecho ocurrió el lunes por la noche en una humilde casa de La Banda. Cerca de las 5.30 del martes, la Comisaría 13° recibió el llamado de un hombre que alertaba sobre una adolescente que se había descompuesto y tenía convulsiones.


Al acudir al domicilio, ubicado en las calles Congreso y Paul Harris, del barrio Villa Rojas, los efectivos encontraron a Maite More Aguirre, una chica de 14 años, inconsciente y sin signos vitales. La niña fue subida a una ambulancia en compañía de su novio, de 16, al hospital de la localidad. Sin embargo, cuando arribaron al centro de salud, la adolescente ya estaba muerta.


Así, la Policía decidió detener a los siete hombres que se encontraban en la fiesta al momento del desvanecimiento de la adolescente. Entre ellos estaban el propio novio, su padre y otros cinco jóvenes.


De acuerdo a las primeras investigaciones, se detectó que en la reunión se realizaba una fiesta donde había drogas y alcohol. Según las entrevistas preliminares a los vecinos, nadie escuchó gritos ni pedidos de auxilio.


Por su lado, los peritos forenses resolvieron que More Aguirre, a quien también llamaban "Martita", murió a causa de una asfixia producida por compresión manual. El cuerpo también presentaba hematomas en el cuello y otras partes del cuerpo.


Además, la autopsia reveló que Maite estaba embarazada de cuatro meses, algo que todavía muchos familiares no lo sabían. "El hecho de que la chica haya estado embarazada cambiaría la causa, ya que habría que agregar la figura del aborto", determinó la fiscal Gallo.


Por su parte, la familia de la joven asesinada se mostró devastada con la noticia. La madre, Marta, pidió ayuda a la comunidad santiagueña y exigió que se haga justicia.


La fiscal aseguró que las entrevistas con los siete detenidos se iniciarán mañana por la tarde. Recién entonces se determinará cuál es la suerte de cada uno de los sospechosos del crimen.

Fuente: Infobae

Comentarios