Policiales
Lunes 08 de Enero de 2018

Un violento atacante serial de abuelos cayó en manos de la Policía, en medio de una balacera

Es un joven que acumula más de 30 hechos violentos de robos armados contra ancianos, a quienes apuñala, golpea y maniata en cada uno de sus atracos. Lo atraparon cuando intentó defender a su "yunta", otro malhechor que lo acompaña en los asaltos.

/// Por María Eugenia Vega

Su nombre es José Nicolás Sarmiento, tiene 20 años y vive en el sector 1, lote 66 del asentamiento Pedro Echagüe. Ese lugar es un infierno por su presencia, ya que no le importa atacar a sus vecinos y golpearlos, según lo devela su comportamiento delictivo en los últimos tiempos. Este delincuente cayó, una vez más, en manos de la Policía (siempre que lo atrapan termina libre), pero esta vez lo hizo en medio de un enfrentamiento armado contra los uniformados, este fin de semana. El violento ladrón serial siempre busca los mismos blancos: los abuelos. Precisamente, cayó en calidad de prófugo tras un intento de homicidio contra un anciano de su barrio, a quien dejó en coma tras apuñalarlo y golpearlo para robarle. Este último hecho ocurrió hace un mes y es parte del listado de más de 30 asaltos que suma.

Sarmiento se droga mucho. De hecho cada episodio violento que protagoniza, lo hace bajo efectos de estupefacientes. "Empastillado" o con cocaína en su cuerpo, sale de su vivienda, armado, dispuesto a todo. Un ejemplo de ello, fue el episodio contra un hombre de 67 años –el kiosquero del asentamiento- a quien dejó al borde de la muerte, cuando fue a sacarle mercadería de su negocio. La víctima quedó con graves secuelas y se salvó de milagro, según relataron los testigos a sanjuan8.com, porque la tremenda paliza que recibió lo llevó al coma durante muchas semanas. Luego de cometido este episodio, se fugó. Al desaparecer del asentamiento, los vecinos volvieron a la calma por un tiempo. Sin embargo, duró poco porque retornó luego de haber sido acusado de 6 hechos violentos cometidos el fin de semana navideño.

Uno de estos, fue contra una mujer muy humilde –en el Callejón Gutiérrez- que vende semitas para sobrevivir con sus hijos. A esta señora la atacó, la golpeó en su cuerpo y le produjo un severo golpe en la cabeza con el arma. Luego le robó los $2800 que había recaudado. No lo pudieron atrapar por ese hecho y siguió prófugo, acumulando atracos contra fincas, también.

Entonces, fue el domingo cuando un llamado al 911 alertó de la presencia de un delincuente atrapado por los propios vecinos del asentamiento Pedro Echagüe. Se trataba del "Negrito Romero", el "yunta" de Sarmiento. Quien había sido reducido por los lugareños para que la Policía se lo llevara. Cuando llegaron los uniformados de la seccional 5ta de Santa Lucía, Sarmiento se batió solo. Salió de su escondite a los tiros para que largaran a su compañero de delitos lo que provocó que se desatara la balacera. De ahí en más, una persecución de película que terminó con la aprensión final del sujeto, en manos del cabo Mauro Martínez y el agente Eric Agüero. Pero no fue tan fácil porque cuando lo lograron la otra parte de los vecinos del asentamiento (los que ayudan a los delincuentes porque también acumulan antecedentes) les arrojaron bombas molotov y piedras para que lo soltaran. Los policías resistieron hasta la llegada del apoyo: el agente Viable y Quiroga, de la seccional santaluseña; pero además se sumaron los uniformados del Comando Radioeléctrico y lo de la Comisaría 29° de Infante. Fue un gran despliegue policial para detener al ladrón serial y atacante de abuelos quien terminó entre rejas, bajo las actuales decisiones del 2do Juzgado de Instrucción que comanda el juez Pablo Flores.

Comentarios