Policiales
Martes 30 de Enero de 2018

Un sanjuanino fue asesinado a sangre fría en Buenos Aires por el hijo de un narco

Se trata de Jesús Porres, quien estaba casado y tenía cuatro hijos. Antes de trabajar en el municipio de San Martín en la capital Argentina, estuvo en el Ejército y colaboró con la Cruz Roja. Es hijo de una familia al servicio de las fuerzas de seguridad.

"Te fuiste como un héroe". Esas fueron las palabras con las que Melina despidió a su hermano Jesús Porres (34), el agente de Protección Ciudadana del municipio bonaerense de San Martín asesinado de un disparo en la cabeza por un hijo del narco Miguel Ángel "Mameluco" Villalba y otros cómplices.


Jesús estaba casado con Natalia Martínez y tenía cuatro hijos: el más chico de apenas 1 año y el más grande de 11. Para este año, algunos de sus objetivos eran terminar de construir su casa, en el barrio Sarmiento de ese distrito, y continuar con sus estudios para completar el secundario.


Quienes lo conocían afirman que se caracterizaba por su vocación de servicio. De chico ingresó a los bomberos voluntarios, luego se alistó en el Ejército y hasta colaboró en las actividades solidarias de la Cruz Roja.


"Somos de una familia en la que nos educaron para servir. Se respeta el himno nacional y al prójimo", resaltó María Laura Porres, una de sus hermanas, en diálogo con Clarín.


Explicó que, por esos valores, dos de sus hermanos son policías en San Juan, otro en la Ciudad de Buenos Aires y otro en la Federal, mientras que una de las mujeres es enfermera.


"Jesús era un excelente compañero. Ayudó a mi mamá cuando mis papás se separaron. Fue como un papá para nosotros", recordó la hermana del agente municipal asesinado. El padre de la víctima, dolido, acotó: "Salvó muchas vidas y hasta hizo de partero en la calle".



Ese mismo día ingresó al área de Protección Ciudadana de San Martín, donde conducía el móvil 63. Voceros del Ejército indicaron que Jesús se desempeñó como soldado voluntario del Batallón de Intendencia 601, en El Palomar, hasta el 14 de febrero de 2011.


Su asesinato se produjo mientras realizaba tareas de patrullaje con el oficial de la Bonaerense Gabriel Pastor Zárate. Recibió un disparo en la cabeza cuando intentaron identificar a cuatro personas en la ruta 8 y la calle Cuba, en la localidad de Billinghurst.


Por el hecho atraparon al hijo y al sobrino del narcotraficante "Mameluco" Villalba. El primero se había fugado el fin de semana último en una salida transitoria.



Además, el abogado de los Porres, Alejandro Buigo, advirtió que Jesús "era un civil que estaba haciendo tareas de rutina y no podía repeler una situación de inseguridad", ya que "su función era otra que tenía que ver con el tránsito".Los familiares de Porres denunciaron que Jesús no tenía seguro de vida. "Estoy indignada ¿Cómo es posible que permita (la gobernadora María Eugenia Vidal) que sus intendentes tengan personal civil arriba de los móviles y sin seguro de vida?", cuestionó María Laura Porres en una carta para la mandataria que difundió por las redes sociales. Desde la Comuna, sin embargo, negaron esta acusación.


Fuente: Clarín

Comentarios