Policiales
Domingo 18 de Agosto de 2019

Un nene recibió un balazo en su cabeza mientras jugaba al fútbol

Lo impactó una bala perdida. Creyeron que se había desmayado y en el hospital detectaron el proyectil en su cráneo.

Un nene de 8 años recibió el impacto de una bala perdida en la cabeza mientras entraba en calor para jugar un partido de fútbol en el Club Ateneo Pablo VI, de la zona oeste de Rosario, en Santa Fe.


Ocurrió este sábado a la tarde cuando, según relatan medios locales, el chico precalentaba en el establecimiento ubicado en Bulevar Seguí y Garzón antes de empezar un partido infantil de la Liga Rosarina.


El chico cayó al piso desvanecido y en su entorno creyeron que se había desmayado y que la sangre que le salía de la cabeza era producto del golpe. Pero en el hospital detectaron que había sido impactado por una bala.


"Pensamos que se había desvanecido y cortado en la cabeza, porque había unos vidrios rotos cerca de él. La madre nos dijo que había comido poco al mediodía y creímos que era eso", explicó a Radio 3 Gustavo, el padre de otro de los chicos del club, quien ayudó a trasladar el chico al hospital.


"Lo cargamos en la chata y lo llevamos. Él estaba consiente, pero no respondía las preguntas y eso nos pareció raro. Después vomitó", agregó.


Fue recién en el Hospital de Niños Víctor Vilela, cuando el nene fue sometido a una tomografía, que se dieron cuenta de que había una bala en su cráneo.


Este domingo el pequeño se encontraba "estable" y continuaba internado en terapia intensiva en el Vilela, donde le practicaron dos cirugías.


"Se encuentra estable", aseguró su padre, Javier, quien destacó la fortaleza de su hijo para aguantar dos operaciones en pocas horas. (Fuente: Clarín)

Comentarios