Policiales
Jueves 02 de Enero de 2020

Un hombre hirió a su pareja y mantuvo como rehén a su bebé de tres días

El hombre gritaba a los policías que no iba a entregar a la pequeña y amenazaba con matar a la bebé y quitarse la vida él, aunque no tenía ningún arma.

Un hombre de nacionalidad colombiana atacó e hirió a su pareja a cuchillazos y luego mantuvo como rehén a su beba de apenas tres días adentro de una ambulancia durante más de tres horas en el barrio porteño de Palermo, aunque finalmente la Policía rescató a la niña y detuvo al agresor.


Fuentes policiales aseguraron que el hecho ocurrió en el cruce de las avenidas Las Heras y Paunero, adonde concurrieron efectivos y un negociador de la Policía de la Ciudad así como psicólogos del SAME, que intentaron durante un largo período que el hombre depusiera su actitud.


Todo comenzó alrededor de las 13, cuando desde una panadería llamaron al servicio de emergencias 911 porque "se escucharon gritos y había un hombre que estaba muy violento" en uno de los pisos superiores de un edificio, contó a la prensa el comisario Guillermo Vasallo, del Departamento de Fuerzas Especiales de la fuerza porteña.


Al llegar, personal de la Comisaría Vecinal 14 A encontró a la mujer, llamada Leidy (23), con heridas visibles en distintas partes del cuerpo y poco después comenzó a ser asistida por médicos del SAME.


La mujer explicó que momentos antes había tenido una discusión con su pareja, Johanatan (29), y que éste la golpeó y se quedó con su beba de sólo tres días en el interior de la casa.


Ante esta situación, los policías llamaron al hombre, quien descendió al hall del edificio con la menor en brazos, pero al darse cuenta que la mujer quería denunciarlo por violencia de género, corrió hacia la ambulancia donde se atrincheró con la bebé.


Tras una primera negociación, el hombre aceptó liberar a la mujer, quien presentaba cortes y golpes en distintas partes del cuerpo, pero se quedó dentro de la ambulancia con la beba.


"La mujer fue a la que sacamos primero, tiene un traumatismo muy importante en su región frontal, tiene heridas cortantes en miembros superiores e inferiores que hubo que mandar a suturar al Hospital Fernández", detalló el titular del SAME, Alberto Crescenti.


"El hombre estaba en una actitud muy complicada y podría haber lastimado al bebé. El bebé estaba en una mala posición, aprisionada y hablando con el fiscal y la Policía, les pedí por favor que no se estirara en el tiempo porque se iba a deshidratar", explicó Crescenti.


Por su parte, Vasallo indicó que "él quería irse con el bebé y que nadie lo detenga" y contó que "hace muy poco que está en el país y dijo que había venido acá para tener a su hija".


Los médicos observaron la situación y establecieron que la criatura comenzaba a evidenciar deshidratación y riesgo de ser lastimada ya que el hombre la contenía con mucha fuerza y podía golpearla.


Además, les gritaba a los policías que no iba a entregársela a la madre y amenazaba con matar a la bebé y quitarse la vida él, aunque no tenía ningún arma.


Los psicólogos evaluaron que el hombre estaba bajo los efectos del alcohol y con excitación psicomotriz y cuando lo entrevistaron concluyeron que estaba en un "estado resistente y violento".


Finalmente, tras consultar al fiscal Penal, Contravencional y de Faltas número 2, Norberto Brotto, se decidió realizar un "asalto táctico" por las puertas trasera y frontal de la ambulancia y se logró recuperar sana y salva a la niña, que no presentaba ningún tipo de herida y fue trasladada al Fernández con su madre.


En tanto, el imputado quedó detenido acusado de "lesiones graves y resistencia a la autoridad" en otro hospital y cuando esté en condiciones, será trasladado a la alcaidía policial.

Comentarios