Policiales
Lunes 02 de Diciembre de 2019

Un hecho de violencia familiar que no terminó en tragedia por la intervención de una mujer

El caso del hombre que se atrincheró junto a su hijo de cinco años en Rawson pudo haber sido fatal, pero la hermana del acusado tuvo una importante participación que generó que se entregue y sea detenido.

La calma del domingo se vio revolucionada por un hecho de violencia familiar que mantuvo en vilo a todo un barrio de Rawson. Un hombre, Félix Olmos (40) se atrincheró en el interior de su casa junto a su hijo de cinco años y amenazó con hacerse daño si su esposa se lo llevaba.

El hecho ocurrió a primera hora del 1 de diciembre, en el interior del barrio Buenaventura Luna y por varias horas se temió lo peor. Es que el padre denunciado tenía un arma blanca y era difícil ingresar a la casa ya que contaba con varias normas de seguridad.


Leé también: Tensión en un barrio de Rawson: un hombre amenaza con matar a su hijo de cinco años


Esta mañana ya con Olmos detenido, sanjuan8.com habló con fuentes policiales que reconocieron que la labor del grupo GERAS fue fundamental, pero hubo una mujer que logró que el hombre se entregara. Se trata de la hermana del acusado, quien pudo junto a los negociadores del grupo élite llegar al acuerdo de que el acusado se entregue y sea finalmente detenido.


Por estas horas se encuentra en los calabozos de la Comisaria 25, en espera de que el juez lo llame a declarar. En cuanto a los hechos que sucedieron esa mañana, se supo que Olmos está en pareja con una mujer y juntos tienen un hijo de cinco años. Por razones que se desconocen la pareja discutió y en el medio de los insultos hacia la madre de su hijo la obligó a que se fuera de la casa, pero sin el pequeño.


La mujer en el medio de la desesperación realizó la denuncia en la Comisaría de la Mujer y luego de la orden del Tercer Juzgado de Familia es que una oficial procedió a buscar al niño. El problema fue cuando personal policial llegó y advirtió que el hombre ya estaba atrincherado con un arma blanca. Fue ahí que se activó un protocolo especial que duró varias horas y finalizó con el pequeño sano y salvo y con el sujeto señalado tras las rejas.


Según se pudo saber, Olmos tiene antecedes penales por amenaza y lesiones y por estas horas pesará sobre sus espaldas otra causa más que se instruirá en manos del juez Guillermo Adarvez.

Comentarios