Policiales
Viernes 23 de Marzo de 2018

Un grupo comando asaltó al diputado Carlos Platero mientras dormía

El legislador basualdista de Santa Lucía estaba con su hija en la casa cuando los ladridos del perro advirtieron la situación. Los malvivientes agredieron al animal y, antes de irse, dejaron encerrados al hombre con la niña en el baño.

// Por Bárbara Ardanaz


El diputado de Santa Lucía Carlos Platero sufrió un golpe comando en su vivienda mientras su hija dormía. Los fuertes gritos de la adolescente y los ladridos desaforados del perro lo alertaron y se encontró con cuatro ladrones que estaban armados.

Eran las 00.55, cuando el legislador basualdista estaba responsando en su habitación que está en el primer piso de su casa ubicada en la calle Roque Sáenz Peña a la altura del 5000 este. Termina de mensajearse con su mujer, que estaba a cargo del negocio familiar, y deja el celular en la mesa de luz. Cuando se dispuso a dormir escuchó los desaforados ladridos de su perro y los desesperantes gritos de su hija: "No me hagas nada".


Bajó las escaleras, vio el piso con sangre –habían lastimado al perrito- y se encontró con un hombre de espaldas, pidiéndole plata a su hija (15) a punta de pistola. Cuatro delincuentes entraron por la puerta principal que estaba sin llave en ese momento. Platero agarró un lampazo y golpeó con el palo al delincuente, hasta que sintió un fuerte golpe en la cabeza: otros tres ladrones se aparecieron por atrás y le propinaron un culatazo, según contó el legislador a sanjuan8.com.


En ese instante lo agarraron del cuello, lo tiraron al piso y le empezaron a gritar para amedrentarlo. "Mirá lo que hacés", le dijeron entre insultos a Platero, como recriminándole la golpiza que le dio al ladrón que amenazaba a la joven.


"Me llevaron a rastras a la cocina, les di la recaudación semanal del negocio y después fuimos a mi habitación, me pedían joyas y dólares", resaltó el diputado. En ese momento los demás aprovecharon para revolver toda la casa, romper la línea telefónica y llevarse los celulares.


Antes de irse, los encerraron a ambos en el baño y se dieron a la fuga. Por la claraboya gritó hasta que unos vecinos lo escucharon y les pidió que no entraran, que los delincuentes estaban armados. Pronto se hicieron presentes efectivos del Comando Radioeléctrico y de la Comisaría 5°, quienes intervinieron en el hecho.


Se estima que los delincuentes que ingresaron eran cuatro mientras que otros se habrían quedado afuera, haciendo de campana. Si bien estaban encapuchados los malvivientes, los agentes estarían bien encaminados en la investigación, según manifestó Platero y se espera dar con los autores del asalto.

Comentarios