Policiales
Martes 14 de Mayo de 2019

Tres peligrosas asesinas golpearon a Guadalupe Andrada "por mirar a la visita de una de ellas"

Se trata de Rosa Videla, Noelia Corvalán y Karen Bajinay. Las tres cumplen condena por homicidio y durante la jornada del domingo increparon a la mujer que se encontraba recibiendo la visita de su hermana y la agredieron. ¿El motivo? Argumentan que se puso en el medio de las internas y miró al hombre que fue a visitar a una de las asesinas de Cristina Olivares.

Golpes, gritos y caos fueron los ingredientes de una tarde agitada que se vivió durante la jornada del pasado domingo, en la sala de visitas del pabellón de mujeres, del Penal de Chimbas. Es que tres peligrosas internas que cumplen condena por homicidio agravado, agredieron a Guadalupe Andrada mientras recibía a su hermana.

Se trata de Rosa Videla y Noelia Corvalán (ambas se encuentran cumpliendo condena por haber asesinado de 166 puñaladas a Cristina Olivares en el 2012). De la golpiza también participó Karen Bajinay, una interna que también resultó culpable de la muerte de un adolescente.


Guadalupe Andrada- acusada de matar a Pablo Ojeda2.jpg



Según pudo saber sanjuan8.com, Guadalupe Andrada estaba por ver a su hermana cuando aparentemente se habría atravesado entre las internas y a la vez "habría mirado a la visita de Videla" y fue brutalmente golpeada en el piso ante la mirada de su hija que lloraba desesperada. Andrada mientras estaba en el piso recibió una seguidilla de patadas lo que generó que termine con hematomas y rasguños en diferentes partes de su cuerpo.




María Filomena Noriega, abogada de Guadalupe-recientemente condenada a cinco años prisión efectiva por exceso de legítima defensa, por haber matado a su marido Pablo Ojeda-, dijo que la joven estaba con su bebé cuando fue golpeada y atacada de atrás. Por el ataque tuvo que ser atendida por un médico y fue trasladada a otro pabellón. Por ese hecho la profesional presentó un Habeas Corpus.




En cuanto al resto de las internas que participaron de la gresca, se sabe que se quedaron en el mismo pabellón. Fuentes allegadas afirmaron que Rosa Videla maneja la zona y que hasta personal del Servicio Penitenciario le tiene miedo y no es para menos. Rosa Videla (29) desde que está presa sumó otras tres condenas por amenazar y lesionar a las guardiacárceles. "Las cosas tienen que ser cuándo y cómo ella quiera, si no explota", describió una de sus víctimas años atrás en Tribunales.

Comentarios