Tal cual se esperaba, el cura acusado de abuso se abstuvo de declarar y fue enviado a la Central
Walter Bustos no habló ante el juez del segundo de Instrucción y volvió a los calabozos donde permanece desde hace dos semanas. Su defensa pedirá la ampliación de indagatoria una vez que conozca algunos detalles de la causa.

A pesar de que carga con al menos dos denuncias por abuso sexual, el padre Walter Bustos llegó con una sonrisa en su rostro y con la cabeza en alto a Tribunales durante la mañana del lunes. Y tal cual lo adelantó Estudio 8 el sacerdote señalado por su familia no declaró ante el juez.


Bustos se abstuvo y fue nuevamente enviado a la Central de Policía, lugar que ocupa desde hace dos semanas cuando decidió entregarse voluntariamente mientras se pedía su detención.


Por ahora se espera que su abogado solicite una ampliación de la indagatoria una vez que conozca los detalles de las acusaciones que recayeron sobre su espalda.