Policiales
Jueves 07 de Marzo de 2019

Su ex está presa y él teme por sus siete hijos, a cargo de un supuesto vendedor de drogas

Jorge Archilla le pide a la Justicia que interceda para contener a sus hijos, que viven en la vivienda que les dejó, junto a la pareja de su exmujer. Denunció amenazas contra el hombre y quiere que el Juzgado de Menores interceda. En la casa viven 15 personas y hubo denuncias por comercialización de estupefacientes.

Jorge Archilla (51) está desesperado. Su exmujer ha sido detenida por la Policía, al estar involucrada en la batalla campal que hubo entre vecinos y la Policía, el domingo pasado, que terminó con un patrullero destrozado. Ella estaba involucrada por su hijo mayor, de 27 años, quien fue protagonista de la agresión a los uniformados.



El problema que ahora tiene Jorge, quien tiene impedimento para ingresar a la vivienda que él compró, es que los siete hijos que tuvo con esa mujer quedaron a cargo de un joven con antecedentes penales, que tiene denuncias por amenazas y que ha estado involucrado en la comercialización y consumo de estupefacientes.


El joven en cuestión es Víctor Fabián Herrera (32) quien ahora es pareja de la exmujer de Jorge, Gloria Marín (46). Las denuncias que pesan en su contra tienen asidero judicial y dejaron precedentes en la Justicia Federal, por supuesta plantación de marihuana en esa casa del barrio Aberastain II, de Pocito. Con él quedaron los hijos de Jorge, (de 22, 20, 19, 18, 16, 13 y 12 años).




El hombre tiene miedo porque dice que este sujeto se droga con marihuana (muestra una colilla de cigarrillo en la foto, que dice encontrar en la vereda de esa vivienda) y que, tres de sus hijos, tienen asma; no están bien alimentados y el entorno en el que conviven no es el apropiado.


"Cada vez que voy a buscarlos, está este sujeto tirado en la vereda fumando marihuana junto a sus amigos matones. Me da miedo a mí, mucho más temo por mis hijos porque ellos conviven con él y no sé qué es capaz de hacerles. Él no sólo se droga sino que se embriaga y la Justicia no los está cuidando tampoco", remarcó Archilla.


En esa vivienda conviven 15 personas. La casa, que es del IPV y tiene un trámite de judicialización por incumplimiento de pago, tiene dos construcciones ilegales de adobe en el fondo. Allí viven, la exmujer con su padre, su hijo extramatrimonial (detenido, exconvicto) de 27 años y padre de 4 hijos que también viven allí. Además, dos de los siete hijos del denunciante tiene sus propios hijos: el joven de 22 años tiene 2 y la chica de 18, tiene uno. "Las condiciones en las que viven son lamentables y nadie me escucha. Me entrevisté con Jorge Toro el 14 de febrero pasado, pero no me dio una solución", remarcó.

Este jueves, fue a realizar una nueva denuncia en la Central de Policía contra el sujeto que convive con su ex. "Espero tener respuestas porque realmente temo mucho por mis hijos", selló.

Comentarios