Policiales
Jueves 15 de Febrero de 2018

Si no resuelven la extradición de Carlos Fernández hasta 2019, se queda en el país

El proceso que conformó el juez Federal Leopoldo Rago Gallo debe terminar con el papeleo correspondiente en Migraciones. Si el trámite se demora y no tiene el sello final hasta el año que viene, el exedil acusado de malversación de caudales públicos españoles no será deportado.

El exconcejal marbellí Carlos Fernández, acusado de quedarse con miles de euros que le pertenecían al estado español, aún no es deportado. Para que esto ocurra deben terminar el papeleo con sello de Migraciones que de curso a un decreto presidencial firmado por Mauricio Macri.

Esto ocurre luego que el juez Federal Leopoldo Rago Gallo firmara las extradiciones que había solicitado la Comisión Administrativa (judicial) desde España. Este miércoles, el fiscal Federal Francisco Maldonado solicitó que se dé curso al pedido de extradición del juez. Si esto no ocurre y el plazo se cumple en 2019, el español podrá quedarse en esta provincia y/o en el país sin necesidad de ser deportado tal como hoy lo indica la Justicia.


Leé: el español quedó libre y el juez pidió su extradición


Mientras tanto, Carlos Fernández muestra sus armas para solicitar la apelación a esa resolución. Cuando el juez dictaminó que se quedara en la provincia bajo fianza, el exedil pagó lo que tenía que pagar ($300.000 bajo caución juratoria) y se fue a su casa. Un día después presentó un recurso de apelación.


Mientras tanto, el gobierno español se relame con la esperanza de estar cada vez más cerca de su cometido, lograr que extraditen al exconcejal de Marbella para hacerlo pagar de manera efectiva por una causa de estafa contra jugadores de un club de fútbol cuya condena quedó firme. También debe continuar con los procesos judiciales que le quedaron pendientes luego de su fuga, el más importante es "la causa Malaya". El monto aproximado de la malversación que se le indilga por ese hecho supera los 300 mil euros.

Comentarios