Policiales
Miércoles 04 de Septiembre de 2019

Salió de vacaciones en su auto nuevo, murió junto a sus tres hijos y su sobrina cuando lo chocaron

La tremenda tragedia tuvo lugar en la ruta 3. El hombre viajaba a 70 kilómetros por hora, "tranquilo", según su último audio, pero lo chocaron de atrás.

Todos con cinturones de seguridad. No pasamos los 70 kilómetros por hora, vamos retranqui. Paramos cada media hora. En un ratito llegamos". Ese fue el mensaje que mandó Alejandro Torres antes de que un hombre lo chocara de atrás y lo empujara contra un camión en la ruta 3. Ese día cumplía 39 años, manejaba un auto que recién le había regalado a su hermana y disfrutaba de un viaje junto a sus tres hijos y su sobrina. Todos murieron.




Fue el domingo 25 de agosto, a la altura del kilómetro 231 de la ruta 3, en el tramo que une las localidades de Cacharí con Pardo, en el partido bonaerense de Azul. "Mi hermano iba en un Chevrolet Corsa con Daira, de 19; Demián, de 17 y Mía, de 6 años. También llevó a Lara, su sobrina de 14", contó Yésica Torres.





"Ellos venían atrás de un camión de cemento, cuando de pronto los impactó una Jeep Grand Cherokee que conducía a gran velocidad Horacio Luis Castilla. El auto se fue a la banquina, explotó y se quemaron todos", dijo.



La familia era de Merlo, en el conurbano bonaerense. "Alejandro era muy unido a sus hijos y a sus sobrinos. En nuestra familia todos siempre querían pasar un tiempo con él", contó Torres.




El conductor del Jeep -un productor agropecuario de 67 años de edad que vive en la ciudad de Buenos Aires- solo sufrió golpes, mientras que el camionero, Jonatan Ezequiel Fernández, de 26 años, resultó ileso.




Por decisión del titular del Juzgado de Garantías Nº 2, el doctor Federico Barberena, se le otorgó a Castilla la posibilidad de excarcelación bajo el pago de una fianza de $10 millones.




"La vida de mi familia pasa por alto. Pone plata y el tipo queda libre. Nosotros lo que queremos es que se haga justicia. Que pague. Nadie nos va a devolver la vida de ninguno de mi familia, pero queremos que él esté preso y que pague por lo que hizo", consideró Yésica.




Castilla debió entregar su registro de conducir y quedó inhabilitado para manejar un vehículo durante la duración del proceso. También se le prohibió salir del país en el mismo período.


La causa sigue a cargo de Karina Gennuso, por quíntuple homicidio culposo y lesiones por accidente.

Comentarios