Policiales
Miércoles 17 de Abril de 2019

Robó un celular, pidió rescate a su dueño y cayó en una emboscada

El malviviente entró a una vivienda donde había personas descansando y se llevó un celular. Luego le llamó al dueño para pedirle plata si es que lo quería de nuevo en su poder, pero la situación no salió como lo esperaba y fue detenido.

Un delincuente entró a una vivienda, robó un celular y después pidió un rescate por el aparato. Sin embargo, cuando pensó que todo iba según lo planeado, cayó en una emboscada y terminó detenido.

El hecho ocurrió a las 22 del martes, cuando Facundo Pablo Fernández Aguirre (18), oriundo de la villa Primero de Mayo, entró a una vivienda del barrio Güemes, aprovechando que no se veía movimiento, sin embargo en su interior habían dos jóvenes que son hermanos. Al escuchar los ruidos, uno de los jóvenes se fue hacia el comedor y allí vio a un delincuente que agarró el celular de su hermano, que estaba cargándose, y se fue corriendo. Pese a que lo persiguieron, finalmente el malviviente huyó.


Horas después, cerca de la 1.30 de la madrugada, uno de los jóvenes recibió un llamado a su teléfono con el número de celular de su hermano, el que se habían robado. Del otro lado le dijeron que habían encontrado el móvil en la calle y que usó el chip para llamarle, solicitándole que le pasara el patrón de desbloqueo del celular. El joven le dijo que ya le volvería a llamar con el dato que necesitaba y cortó la comunicación.


Inmediatamente, llamó al 911 para dar aviso de todo lo ocurrido y a los pocos minutos los efectivos se hicieron presentes en la vivienda donde ocurrió el hurto.


Luego el joven llamó de nuevo al malviviente y le dijo que necesitaba el teléfono por cuestiones laborales, a lo que el delincuente le responde que le debía pagar $5000 para recuperarlo y que se reunieran en calle 25 de Mayo y América. El damnificado accedió y junto a los efectivos, que iban a escondidas, fue hasta el punto de encuentro.


Cuando vio que se le acercó un chico con las mismas características que tenía el sujeto que había entrado a su casa, los policías salieron de su escondite y aprehendieron al sospechoso. En el palpado de urgencia le encontraron dos celulares, uno de los cuales era el robado.


Facundo Aguirre fue detenido y quedó alojado en los calabozos de la Comisaría 17°, quedando a disposición del sistema de Flagrancia por el delito de hurto simple.


Comentarios