Policiales
Miércoles 05 de Diciembre de 2018

Revuelo en una comisaría por "un arma que se disparó": un policía recibió un tiro en el abdomen

Esta mañana, en la subcomisaría Ansilta hubo corridas por un lamentable episodio que, sostienen desde la Fuerza, fue accidental. Sin embargo, fuentes policiales desmintieron esa versión asegurando que fue intencional.


El hecho causó revuelo en los pasillos de la subcomisaría Ansilta y no tardó en llegar a los medios de comunicación, aunque mantienen un tinte de hermetismo, las autoridades policiales sólo explicaron que se trató de un hecho "accidental" que involucra a dos policías y a una escopeta.


Sucedió en el interior de esa sede policial cuando, según dijeron oficialmente, al oficial Tello se le cayó una escopeta mientras la manipulaba en la oficina. La maniobra provocó que saliera un disparo y fuera a parar al abdomen del agente Saba.


La herida provocó un inminente sangrado y la intervención necesaria del cuerpo médico del SIFEME. Luego el agente fue trasladado al hospital Rawson donde quedó en observación.


El caso es que las características de este hecho fueron desmentidas por personal de la policía, que manifestó a este medio que las cosas no son como las contaron y que el disparo no habría sido accidental como dejaron trascender.



Por el hecho se deberá iniciar un sumario administrativo que quedará a cargo de la Subsecretaría de Control y Gestión para esclarecer lo ocurrido.


Comentarios