Crimen del Luthier
Jueves 22 de Febrero de 2018

Revelaciones sobre el crimen del luthier: a Scalzotto lo mataron con un pañuelo y hay dos sospechosos

Así lo determinó la autopsia preliminar que culminó sobre el mediodía del jueves y que aún aguarda otros estudios que echarán más luz a la causa. El informe estará listo el lunes. Mientras tanto, el juez libró varias órdenes de allanamiento y se espera el resultado de pericias.

/// Por María Eugenia Vega

Que falleció poco tiempo después de haber cenado, que lo asfixiaron con un pañuelo mientras estaba boca abajo con las manos, las rodillas y las piernas atadas, que no presentó hematomas, disparos o heridas cortantes que pudieran presumir agresiones físicas; que Carlos Scalzotto (67) no se defendió, que pudo haber protagonizado un episodio sexual previo a su deceso. Esas son las características principales que serán finalmente tipificadas por el médico forense Carlos Cantoni en su informe y que llegarán a manos del juez Martín Heredia el lunes por la mañana, junto con fotos y un CD.

Por otra parte, las pericias en la escena del crimen señalaron que la puerta no fue forzada, por lo que se cree que este luthier sanjuanino conocía a sus asesinos. Que eran dos atacantes y que pudieron haber dejado varias huellas en la escena; que hubo alcohol ingerido la noche del crimen (hallaron la botella de un aperitivo vacía, una caja de jugo de naranja y dos vasos, encima de la mesa). Con esos elementos, hay varias presunciones y la Policía trabaja a contrarreloj por la presión de las autoridades y la urgencia de que se detenga de inmediato a los responsables.


Sobre esto último, hay dos nombres que suenan como sospechosos. Los investigadores persiguen su huella a sol y a sombra. Por el momento, cruzan los dedos para que haya ADN en los vasos que dejaron sobre la mesa y en otros elementos de la escena. También aguardan los resultados de las cámaras de seguridad para divisar sus rostros y comprobar si la sospecha es certera. Los ladrones y asesinos de Carlos se llevaron el auto Chevrolet Corsa, unas guitarras, un televisor y dinero (creen). Si bien, por el momento se investiga un homicidio en ocasión de robo, la violencia de la muerte puede complicar la situación para los responsables y una condena dura podría caer sobre su destino.


Carlos comió fideos y unas verduras antes de morir, lo que aún no se sabe es si lo hizo acompañado y se trató de una situación íntima con su o sus atacantes. Lo que sí se sabe a ciencia cierta es que murió antes de que su proceso digestivo llegara a su fin, por lo que creen que el hecho fue poco tiempo después de haber cenado. Como estaba desnudo, en una habitación que no era la suya (donde descansaba) no descartan una práctica sexual.


El juez Martín Heredia se mantiene muy cauto y hermético en este sentido, pero asegura que los sujetos caerán en cualquier momento. Por eso, ya libró varias órdenes de allanamiento que, por ahora, tuvieron resultado negativo.


Leé: Creen que el luthier asesinado conocía a sus asesinos


Los investigadores no tienen certezas sobre cómo fue el crimen de Carlos Scalzotto (67), pero la escena va hablando por sí sola, a medida que es analizada.


Como lo comprueban los últimos datos, la víctima murió cerca de la madianoche (un par de horas más o menos) y las características de la escena que fue descubierta este miércoles por la tarde, describen una situación compleja que no coincide con un robo al azar.

Comentarios