Policiales
Jueves 08 de Noviembre de 2018

Quedó libre el presunto autor del brutal crimen de un anciano en San Martín

El asesinato de Domingo Sillero, un hombre de 86 años que apareció muerto a golpes en su vivienda en diciembre de 2016, irá a juicio dentro de poco, pero antes, la defensa del acusado solicitó el cese de la medida socioeducativa por cumplimento de plazo.

/// Por María Eugenia Vega

El salvaje crimen de Domingo Sillero (86) se resolverá judicialmente dentro de poco, pero hay trabas que están aletargando el proceso. En este contexto, la defensa del acusado (quien era menor en el momento del hecho) aprovechó para solicitar el cese de la medida socioeducativa, que es la que le permitía a la Justicia privarlo de la libertad, en este caso con internación en el Instituto Nazario Benavidez. Como el plazo que indica la ley - que es de un año- se cumplió, el joven quedó libre con condiciones impuestas por el juez Jorge Toro.



Mientras tanto, preparan una audiencia con urgencia para los nuevos pedidos de la fiscal Gladys Capdevila, que solicitó por estas horas un cambio en la calificación de la carátula de la causa, para endurecer la pena del acusado. En este caso sería una pena agravada por alevosía. El tema es que los tiempos están jugando en contra y aún no se puede resolver el pedido de instancia de juicio oral.



Entonces, como se ha cumplido el año de dictamen de la medida socioeducativa, la defensa del agresor solicitó la excarcelación del joven, quien deberá cumplir una especie de caución juratoria, presentándose en el juzgado cada 15 días. Además se le ha prohibido su salida de la provincia, según indicaron fuentes judiciales a sanjuan8.com.




El crimen del anciano se produjo a principios de diciembre de 2016 en una vivienda de la villa Hilario Elorza, en San Martín. El hombre fue encontrado con lesiones graves, porque fue golpeado y apuñalado. El presunto asesino fue capturado en su domicilio a pocos metros de la escena del homicidio. Fueron las huellas de sus pisadas las pruebas contundentes que marcaron el camino de su caída. Es que al parecer, la sangre de la víctima quedó impregnada en sus suelas y eso lo complicó seriamente.




Al momento del crimen, el sujeto era menor de edad por lo cual su identidad no fue divulgada; quedó alojado en el Instituto Nazario Benavidez. Ahora podrá caminar por las calles de San Juan nuevamente, por lo que marca la ley.

Comentarios