Ginecólogo denunciado de abuso sexual
Sábado 14 de Abril de 2018

Prófugo: aún no logran dar con el ginecólogo acusado de abuso sexual simple

Lo buscaron en su casa y en varios lugares más y no hay rastros de Carlos Hugo Martínez. Desde el Tercer Juzgado de Instrucción ordenaron la búsqueda del médico a nivel nacional e internacional.

/// Marcela V. Silva


Cerca del mediodía del viernes llegó al área de Seguridad Personal, de la Policía de San Juan, la orden de detención para el médico acusado hasta el momento de 10 casos de abuso sexual. Luego de casi un día de intensos operativos aún no se logra dar con Carlos Hugo Martínez y desde la Justicia lo declararon prófugo.

Los efectivos policiales arribaron a su vivienda ubicada en Capital y nadie salió, también lo buscaron por los lugares que frecuentaba y no lograron dar con él. "Parece que lo tragó la tierra", dijeron fuentes cercanas al médico denunciado por una seguidilla de mujeres que fueron sus pacientes.

Al no tener noticias de él, es que Guillermo Adarvez, juez del Tercer Juzgado de Instrucción declaró que Martínez se encuentra prófugo y ordenó que la búsqueda se extienda a nivel nacional e internacional.


¿Hasta el momento cuantas denuncias tiene?

Carlos Hugo Martínez, oriundo de la Rioja, tiene 10 denuncias por abuso sexual. Siete de ellas fueron realizadas en la Fiscalía, dos en el departamento de Jáchal y una en el área de Seguridad Personal.


Además, cuenta con un procesamiento, que data del año 2013, en donde fue acusado de abuso sexual simple contra una paciente que lo denunció luego de dejarla encerrada en su consultorio. De ese procesamiento logró zafar ya que la Cámara Penal jamás resolvió el caso, que se archivó y salió a la luz luego de conocerse la seguidilla de presentaciones en su contra.


Por ahora solo se sabe que Martínez se mostraba como un médico que intentaba ganarse la confianza de las mujeres a través de chistes sobre la sexualidad o la orientación sexual de las pacientes. También las incomodaba con preguntas que nada que ver tenían con la consulta médica y quienes manifestaban algún dolor o infección urinaria directamente las hacia desvestir con la excusa de realizar un hisopado y "las estimulaba" durante algunos minutos. Varias de las víctimas revelaron que también les introducía los dedos.


La situación del ginecólogo, que ya fue suspendido años atrás de Santa Fé, es complicada y desde la Justicia no descartan más denuncias en su contra.


Comentarios