San Juan 8 > Policiales > Lucas González

Procesaron a los policías acusados del crimen de Lucas González

El juez Martín del Viso entendió que los acusados incurrieron en las agravantes del homicidio "por haber sido perpetrado con alevosía y por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales.

La justicia procesó y dictó la prisión preventiva de Gabriel Alejandro Issasi, Juan José Nieva y Fabián Andrés López. Los tres policías de la Ciudad están acusados del crimen del jugador de Barracas Central, Lucas González. Además, fueron embargados por 1,8 millones de pesos.

El juez Martín del Viso entendió que los acusados incurrieron en las agravantes del homicidio “por haber sido perpetrado con alevosía y por haber sido cometido por miembros de las fuerzas policiales abusando de sus funciones en perjuicio de quien en vida fuera Lucas González”.

Te puede interesar...

El magistrado dictó los procesamientos por la figura máxima que contempla el Código Penal, que solo establece como penas la prisión o la reclusión perpetua.

El resto de los oficiales involucrados quedaron imputados por tentativa de homicidio y “deberán responder como coautores materiales”.

El texto del magistrado también habla de una privación ilegítima de la libertad, ya que González y sus compañeros estuvieron detenidos durante unas horas.

Cómo fue el crimen de Lucas González

Lucas González, de 17 años, fue asesinado de un balazo cuando policías de civil abrieron fuego sobre el auto en el que circulaba junto a otros tres menores, todos ellos futbolistas de las inferiores de Barracas Central. Fue en el barrio de Barracas, en Alvarado y Pedriel.

Además de Issasi, Nieva y López, otros siete integrantes de la Policía de la Ciudad, entre ellos dos comisarios, están acusados de alterar la escena del asesinato. Entre otras evidencias en su contra, el fiscal Guillermo Gómez Barbella, a cargo de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional y el instructor Héctor Andrés Heim, titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) cuentan con las imágenes de cámaras de seguridad que ubican a los policías en el lugar del hecho.

Entre otras responsabilidades, se sospecha que habrían plantado un arma de juguete en el auto Volkswagen Suran en la que circulaban González y otros tres jóvenes.

Los detenidos por encubrimiento son el jefe de la Brigada 4D, el comisario Juan Horacio Romero, quien se hizo presente en forma espontánea ante los investigadores al notificarse del resto de los arrestos; el titular de la seccional, el comisario Fabián Di Santos; el subcomisario Roberto Orlando; el oficial principal Héctor Cuevas; las oficiales Micaela Fariña y Lorena Miño, y Sebastián Baidón, que fue señalado por sus propios compañeros como uno de los primeros en llegar a la escena.