Policiales
Martes 27 de Marzo de 2018

Procesaron al excortista Caballero Vidal por delitos de lesa humanidad

El juez Rago Gallo lo acusa de ser funcional a los militares, al no investigar un caso de tortura y un asesinato en la época de la dictadura. Puede ir a juicio y terminar en la cárcel.

Como se preveía, el juez Federal Leopoldo Rago Gallo dictó este lunes el procesamiento por delitos de lesa humanidad del ex ministro de la Corte de Justicia local Juan Carlos Caballero Vidal. El magistrado entiende que formó parte de una asociación ilícita durante la última dictadura militar, cuando como juez de primera instancia no investigó la muerte de un preso político y las torturas a otro. El acusado quedó más cerca de ir a juicio por hechos que lo podrían llevar a la cárcel, pero tiene la opción de apelar.

El pedido que había hecho el fiscal Federal Francisco Maldonado ya había dado una idea de la suerte que podía seguir Caballero Vidal. Solicitó su procesamiento por las supuestas omisiones en las que incurrió como juez de primera instancia en la época del Gobierno de facto. En la gran mayoría de los casos el juez coincide con la opinión del agente del Ministerio, por lo que era de esperarse que Rago Gallo hiciera lugar al planteo.


La resolución de Rago Gallo acusa a Caballero Vidal de ser parte de una asociación ilícita, tener participación necesaria en los delitos de privación ilegítima de la libertad y tormentos agravados y no cumplir con su obligación de juez de investigar dos casos que le denunciaron, convirtiéndose así en un engranaje fundamental de la organización que garantizó la impunidad de los militares.


Uno de esos casos fue el de la muerte de Ángel Carvajal (apareció asesinado en su celda del Penal de Chimbas y quisieron hacer que se suicidó). El otro, las torturas que sufrió durante su detención Héctor Cevinelli. Ambos llegaron a manos de Caballero Vidal en su época de juez de primera instancia de la Justicia provincial y aparentemente no hizo nada por esclarecerlos.


Los dos hechos se conocieron en el megajuicio por delitos de lesa humanidad que se está llevando a cabo en San Juan desde el año pasado. Dos testigos de ese proceso contaron frente al tribunal que cuando le hicieron saber y le llevaron pruebas de lo que les había pasado a Cevinelli y Carvajal, Caballero Vidal hizo la vista gorda. Incluso, uno de ellos contó que el excortista le respondió poniendo un arma sobre su despacho a modo de amenaza.


La situación del ex cortista viene de mal en peor. En junio del año pasado fue imputado por el fiscal Maldonado y en noviembre Rago Gallo pidió su destitución para dejarlo sin fueros y poder indagarlo. Sabiendo que los diputados lo iban a remover del cargo en el máximo tribunal para no entorpecer el avance de la causa, Caballero Vidal no quiso exponerse a un escándalo mayor ni perder su jubilación del 82 por ciento y en diciembre renunció al sillón que ocupó por más de 20 años.


Cuando fue indagado, Caballero Vidal se defendió negando tajantemente haber protegido a los militares. Ahora lo planteará en forma de apelación en la Cámara Federal de Mendoza, donde intentará dar vuelta la resolución de Rago Gallo y ser liberado de culpa y cargo.


Por lo pronto, el procesamiento pone al excortista en una delicada situación y lo encamina a un juicio oral y público en su contra. Sería por graves delitos que no son excarcelables y que amenazan con llevarlo tras las rejas, aunque por ser mayor de 70 años podría solicitar el beneficio de la detención domiciliaria.

Comentarios