Policiales
Lunes 12 de Marzo de 2018

Por primera vez un policía será juzgado por Flagrancia

Raúl Benítez, agente de la Regional Noroeste, quedó detenido tras robar a mano armada a un empleado de una estación de servicio en Chimbas. Este martes enfrentará el delito de robo doblemente agravado en la audiencia de presentación.

Es un caso inédito en San Juan. Raúl Benítez es policía de la Regional Noroeste, robó a mano armada y este martes se convertirá en el primer miembro de seguridad en sentarse en el banquillo de los acusados en el fuero de Flagrancia.


En la madrugada del 9 de marzo, el efectivo junto a otro delincuente –Maximiliano Saavedra-quedó detenido tras asaltar la estación de servicio ubicada en Mendoza y Santa Cruz, Chimbas. Según fuentes judiciales, ambos malvivientes llegaron al negocio en un Peugeot 408 negro, Saavedra se bajó del auto, amenazó al playero con el arma del policía y le quitó la billetera con la recaudación.


El empleado de la estación dio aviso al 911 y luego de algunas recorridas encontraron al policía a unos kilómetros del lugar, solo que pudo zafar argumentando que también había sido víctima.


En ese momento los efectivos a cargo del operativo fueron en búsqueda del otro ladrón que fue detenido en callejón Padilla Entre Ruta 40 y Tucumán, quien sería unos de los ocupantes del auto que habría perpetrado el robo. Pasados unos minutos personal policial se da cuenta que el sujeto antes entrevistado-quien manifestó ser policía y haber sufrido un robo en la estación de servicios- era uno de los imputados por el robo, por tal motivo dan aviso a personal policial para la búsqueda y detención del mismo logrando interceptarlo en calles Gobernador Rojas y Rodríguez.


Finalmente, este martes a las 11 será la audiencia de presentación en Flagrancia y si no hay acuerdo de juicio abreviado irán a juicio. Ambos delincuentes enfrentarán el cargo de Robo Agravado por tener un arma apta para disparo y, en segundo término, en calidad de funcionario público.


En este caso a los dos se les imputará el mismo delito por resultar extensiva la acusación del policía hacia su cómplice. Es por esto que, si no llegan a acordar las partes, en la segunda audiencia tanto Benítez como Saavedra podrán enfrentar desde 6 años y 8 meses hasta 20 años de prisión con cumplimiento efectivo.




Comentarios