Policiales
Martes 26 de Septiembre de 2017

Miedo en primera persona: quisieron violarla y aseguró que la Policía no quiso ayudarla

Ocurrió en pleno centro porteño. La joven describió el brutal episodio que vivió la semana pasada al salir del trabajo.

La madrugada del jueves 21 de septiembre, Cristina Alemandi salió de trabajar y emprendió el camino de vuelta a su casa. Fue a la parada del Metrobus y caminó por Belgrano, una de las calles más iluminadas del centro porteño.


A una cuadra y media de la 9 de Julio, un hombre la sorprendió cuando salió detrás de un árbol, la tiró al piso, le tapó la boca y le dijo que se callara. Cristina relató el violento episodio en su cuenta personal de Facebook y fue compartido más de 26.000 veces.


"Le mordí la mano y la sacó, empecé a gritar lo más fuerte que pude y él me puso algo en el cuello y me dijo 'si no te callás, te pincho'", escribió. Luego de forcejeos y golpes para intentar salir de abajo del hombre, lo logra y él, tras "intentar romperle el cuello tres veces", le pateó la espalda y se fue corriendo.


Embed


Cristina fue hasta la esquina, se subió a un taxi y le pidió al taxista que la ayudara a buscar un patrullero. Tardaron 10 minutos y cuando finalmente encontraron uno, les pidió a los policías que la lleven a una comisaría: "Yo tenía un globo en la frente, otro en el ojo y un corte en el cuello. Los policías respondieron que no era su zona, arrancaron y se fueron enojados".


Luego, fue a una comisaría y cuando hizo la denuncia el oficial le respondió que "mucho no podían hacer, pero que iban a pedir una cámara del lugar".


La Policía de la Ciudad emitió un comunicado sobre el caso hoy a las 18. Detalló que "la comisaría 4ta tomó la denuncia a la joven Cristina Alemandi" y que "la investigación del hecho la lleva adelante la Superintendencia de Políticas de Género que ya ha tomado contacto con la joven".


Además, informó que "la Oficina de Transparencia y Control Externo de la Policía de la Ciudad llevará adelante las investigaciones pertinentes para evaluar el desempeño del personal policial interviniente en el caso". La Oficina "depende de personal civil" y es la "encargada de revisar el accionar de la fuerza siempre que se observen posibles irregularidades".


Para finalizar el posteo, Alamendi escribió una reflexión acerca de lo que le sucedió junto con una foto de su cara brutalmente golpeada: "Chicas, estamos solas en esto. Nadie va a venir a sobarnos la espalda por ser víctimas, este tipo no me había visto, no me venía siguiendo, simplemente me vio en la calle y en el momento decidió agredirme. Nadie me escuchó gritar y él no tuvo ningún remordimiento en querer romperme el cuello. No van a venir a ayudarnos si nos quieren violar, si nos quieren matar. Marchamos porque queremos igualdad, justicia y que no se crean nuestros dueños. Vamos por el camino correcto pero infelizmente para nosotras, falta. No tengan vergüenza en pegar la vuelta si algo les resulta sospechoso ni en pedir ayuda. No anden solas nunca. Sigan su instinto. Tengan cuidado por ustedes y por todas. Tenemos coraje pero ellos tienen fuerza. No se confíen nunca para que no nos hagan más daño y podamos seguir luchando juntas".


(Fuente: La Nación)

Comentarios