Comscore

POLICIALES

Marcha por Ailén y Julieta: el dolor de las familias y el pedido de justicia

En una marcha realizada en Pocito los familiares pidieron perpetua para el hombre que atropelló y mató a las nenas. La Policía desestimó la versión de que una mujer iba al volante al momento de la tragedia.

Con gran dolor las familias de Ailén Páez y Julieta Farías marcharon por las calles de Pocito para pedir justicia por la muerte de las pequeñas. Las niñas fueron atropelladas, el 28 febrero, por un conductor que iba alcoholizado, además de ello huyó dejando a las pequeñas tiradas en la calzada.

Visiblemente golpeadas por el dolor tanto la mamá de Ailén, como de Julieta, pidieron perpetua para el asesino de sus hijas. “Quiero perpetua, porque las mató y las dejó tiradas. No eran animales, voy a pelear hasta el final”, dijo una de ellas antes de entrar en crisis.

Los vecinos indicaron que la zona de la tragedia, en calle 13 y Mendoza, es muy oscura. Pidieron iluminación y un semáforo, porque no quieren más muertes trágicas.

LEE TAMBIÉN:
Atropelló a dos nenas de 11 años, las mató y se dio a la fuga

LEÉ TAMBIÉN:Atropelló a dos nenas de 11 años, las mató y se dio a la fuga

La marcha llegó hasta la comisaría 7º, en donde fueron recibidos por el Sub Comisario Daniel Mercado, quien explicó a la familia que la investigación está avanzada y bien encaminada. Según detalló el efectivo de la Policía de San Juan, hay varios testimonios de testigos presenciales que confirman que la persona detenida fue la que causó la tragedia. Por otro lado, desestimó las versiones que hablan de que una mujer iba al volante cuando ocurrió el accidente.

LEE TAMBIÉN:
Se entregó el conductor del auto que atropelló y mató a dos nenas

LEÉ TAMBIÉN:Se entregó el conductor del auto que atropelló y mató a dos nenas

“El auto fue peritado y la persona detenida fue revisada por un médico que certificó lesiones, propias del accidente. Además hay restos de sangre, pero no podemos dar mayores detalles porque se está en pleno proceso de investigación”; dijo Mercado a las familias.

El hecho ocurrió a las 22, del pasado 28 de febrero, en inmediaciones de Calle 13 y Mendoza, cuando las dos nenas de 11 años, que eran vecinitas, intentaron cruzar la calle junto a otro familiar y un auto las embistió.

Una de las pequeñas murió en el lugar, en tanto que la otra fue arrastrada por el vehículo, que no detuvo la marcha, y cerca de 100 metros más adelante fue hallada sobre la calle. La nena fue trasladada al hospital Federico Cantoni, pero llegó sin vida y pese a los esfuerzos médicos, no lograron revivirla.

Tras la intensa búsqueda del conductor del auto Peugeot 404 blanco, el hombre identificado como Sebastián Arena (30) se entregó durante las primeras horas del sábado. El examen de alcoholemia, que realizó la Policía de San Juan, arrojó que el hombre tenía 1.19 gr/l en sangre, el doble de los permitido.