Policiales
Martes 10 de Abril de 2018

Lograron capturar al principal acusado de la mayor estafa de la historia argentina

Se trata del presidente de la firma Hope Funds, quien fue arrestado esta mañana en su casa en el country Pacheco Golf.

Esta mañana, la Policía de la Ciudad arrestó en su casa del country Pacheco Golf a Enrique Blaksley Señorans, presidente y principal accionista de la firma Hope Funds. La captura fue ordenada por la jueza María Romilda Servini tras un pedido elevado por la fiscal Alejandra Mangano, en un expediente en el que también interviene la PROCELAC. El delito por el que se lo investiga: lavado de dinero y estafa, lo que sería la mayor estafa de la historia argentina.

La orden de detención también incluye a Federico Dolinkué, socio minoritario de Blaksley en Hope Funds, que hasta ahora no habría sido hallado, con otra orden de allanamiento para su domicilio. Fuerzas como la Policía Federal Argentina también tienen tareas asignadas como registrar domicilios. Blaksley será indagado mañana en el Juzgado Federal N°1 a cargo de Servini, según apuntan voces en Comodoro Py.


El arresto de Blaksley se convierte en un fuerte punto de giro en su historia, uno largamente esperado por los ahorristas damnificados que confiaron en Blaksley y lo denunciaron en noviembre de 2016 en Comodoro Py, hoy al menos 400 ahorristas representados por los abogados Víctor Varone, Hernán Vega, Gonzalo Romero Victorica y Ezequiel Altinier, con un reclamo colectivo de 25 millones de dólares. Esto no sería todo: la fiscal Mangano calcula al menos mil damnificados, con un daño total a inversores de 24,8 millones de pesos y 8,8 millones de dólares.


Era una cuestión de atractivo y confianza. El presidente de Hope Funds se había convertido en el jugador más mediático del mercado financiero local a comienzos de esta década. Había logrado besar la mano de dos papas consecutivos en el Vaticano, había sido el responsable de traer al país a figuras como Roger Federer, a Usain Bolt en su carrera contra el Metrobus porteño en 2013, había sido sponsor de La Dolfina de Adolfo Cambiaso, el equipo de polo más exitoso de la Argentina. Hope Funds ofrecía contratos de mutuo, posibilidades de inversión en donde el inversor recibía un casi mágico 12% de interés, con un agresivo equipo de casi 500 vendedores que eran premiados con jugosos bonos y viajes por el mundo, estadías en el hotel Regency Hilton de Hawaii, cruceros por el mar Báltico, galas con vestuarios de época en palacios en San Petersburgo. El brillo era tal que hasta los propios vendedores de Blaksley invertían en sus contratos, según fuentes de la compañía.

Comentarios