Policiales
Martes 06 de Agosto de 2019

Lo llamó para que le arreglara el lavarropas, el sujeto la mató y dejó grave a su hija

La Justicia cree que se trató de un ataque sexual. El aberrante femicidio ocurrió en Concordia.

Lilian Noemí Godoy, de 46 años, llamó a un técnico porque no le funcionaba el lavarropas. El joven, de 25, fue hasta su casa, en la ciudad entrerriana de Concordia. Allí se produjo el brutal ataque, aparentemente sexual: asesinó a la mujer e hirió a su hija, de 4, quien quedó internada en grave estado.

El femicidio, ocurrido este lunes, pasadas las seis de la tarde, conmocionó a los vecinos. Godoy era profesora de Música y trabajaba en la Escuela "Nina Juan María Gutiérrez".

El titular de la Fiscalía N° 4, Fabio Zabaleta, investiga si todo ocurrió en el marco de un ataque sexual. Lo cierto es que el asesino y la víctima no tenían ninguna relación entre sí.


El jefe de la Departamental de Policía de Concordia, Jorge Cancio, contó a los medios locales que una mujer policía se presentó en la vivienda de la calle Laprida al 1900, en jurisdicción de la comisaría 6°, "cuando se recibió el llamado de una vecina que escuchaba ruidos en una casa, aparentemente por un problema familiar".

"No pasa nada, aquí está todo tranquilo", les dijo el joven. Sin embargo, la agente entró al hogar de la docente y la halló "ensangrentada y herida, tirada en el piso de la casa, mientras que en el baño encontró a una niña lesionada, por lo que llamó a una ambulancia y pidió refuerzos, mientras detenía al hombre, en previsión de que pudiera darse a la fuga".

Godoy fue trasladada al Hospital "Delicia Concepción Masvernat", adonde se confirmó su fallecimiento un par de horas más tarde.


En la escena del crimen hallaron un rastrillo, una pala y un cuchillo, que iban a ser peritadas para determinar cuál fue el arma homicida.

El subjefe de la Departamental, comisario inspector Juan Antonio Beguerie, dijo a Diario Río Uruguay que "hubo golpes de pala y de un rastrillo" contra Godoy, "ocasionándole golpes en la cabeza, con quebraduras de cráneo e inclusive con puñaladas en cuello y tórax, realizadas con un cuchillo de cocina de la misma casa".

La Asociación Gremial del Magisterio de Entre Ríos (AGMER), en un comunicado, reclamó "justicia por este hecho de femicidio que se lleva la vida de la compañera Lilian Noemí Godoy y la niña de tan solo 4 años que pelea por su vida en estos momentos".

"La violencia hacia las mujeres y los niños no cesa. Desde AGMER Seccional Concordia acompañamos a sus familiares y las comunidades educativas donde Lilian trabajaba, en el camino de concientización que #NIUNAMENOS no es un slogan, sino un trabajo diario y permanente", completó.



Además, la escuela adonde trabajaba la víctima subió un mensaje a su cuenta de Facebook en el que expresó su "profundo dolor" por el crimen de la docente del turno mañana.

"También pedimos por la pronta recuperación de su hijita Selene que se encuentra en grave estado. Gracias Lilian por el tiempo y dedicación que nos brindaste a todos los integrantes de la institución. Te deseamos un eterno descanso y que brille para vos la luz que no tiene fin", concluyó.

Comentarios