Policiales
Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Lesa humanidad: revocaron el procesamiento a Caballero Vidal por los delitos más graves

Lo hizo la Cámara Federal de Mendoza. Así, por el momento, el excortista consigue escaparle a las imputaciones que lo pueden llevar a la cárcel. Sólo quedó procesado por un cargo menor.

Juan Carlos Caballero Vidal consiguió un fallo favorable en la causa donde está siendo investigado por cometer delitos de lesa humanidad. El excortista había sido procesado por no cumplir con sus obligaciones de juez de primera instancia con el objetivo de encubrir acciones ilegales de los militares, pero la Cámara Federal de Mendoza revocó este miércoles ese fallo y dictó la falta de mérito. Aunque seguirá bajo la lupa de la Justicia, el hasta hace poco miembro de la Corte de Justicia provincial zafa por ahora de las imputaciones más graves que le habían hecho y se aleja la posibilidad de que termine preso.

Leé: Procesaron al excortista Caballero Vidal por delitos de lesa humanidad

La cámara mendocina dictó el fallo luego de escuchar los argumentos de uno de los abogados defensores, Fernando Castro, y del representante del Ministerio Público, Dante Vega. Los dos habían presentado un recurso de apelación, cuestionando parte de la resolución que dictó en su momento el juez federal de primera instancia Leopoldo Rago Gallo.


Todo se remonta al año pasado, cuando Rago Gallo abrió una causa penal contra Caballero Vidal por su polémica actuación de juez provincial de primera instancia durante la última dictadura militar. Lo hizo después de que testigos del segundo juicio de lesa humanidad que se celebró en San Juan declararan que el excortista no quiso investigar la muerte de Alberto Carvajal y las torturas que sufrió Héctor Cevinelli, ambos detenidos por los militares.


Caballero Vidal renunció este año a su cargo de cortista ante la posibilidad de ser destituido, días antes de que Rago Gallo lo procesara en mayo por haber sido parte del macabro plan de represión de los ´70. El magistrado entendió que en los casos de Carvajal y Cevinelli miró para otro lado porque quiso proteger a los militares y le endilgó ser partícipe necesario en los delitos de asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad y torturas, que contemplan duras penas de prisión efectiva.


Sin embargo, contaron fuentes ligadas al caso, los camaristas federales entendieron que no hay elementos suficientes para sostener que Caballero Vidal se hizo el desentendido para favorecer al aparato represivo y dictó la falta de mérito en esos tres delitos, es decir asociación ilícita, privación ilegítima de la libertad y torturas. Significa que la causa debe volver a manos de Rago Gallo para que siga investigando al excortista: lo podrá procesar si encuentra pruebas nuevas que lo compliquen y si no, no le quedará otra que inclinarse por el sobreseimiento.


De esta forma, Caballero Vidal encuentra un gran alivio en su situación judicial y parece encaminarse a esquivar una larga pena en el Servicio Penitenciario. Si la Cámara Federal de Mendoza ratificaba el procesamiento, hubiera quedado cerca de tener que enfrentar un juicio oral y público por los graves delitos que le enrostraban y en peligro de enfrentar una dura condena tras las rejas.


Las fuentes revelaron que la única imputación contra Caballero Vidal que fue confirmada por la Cámara Federal es la que figura en el artículo 174 del Código Penal, que versa sobre dejar "de promover la persecución y la represión de los delincuentes". Se trata de un delito que no conlleva prisión y que sólo establece el castigo de inhabilitación para ejercer el cargo, cosa que no se podría cumplir porque el excortista ya está jubilado.


Los camaristas también confirmaron la falta de mérito dispuesta por Rago Gallo respecto a la presunta amenaza del excortista a uno de los testigos que lo complicó. El abogado Pedro Bayugar contó en el juicio que en 1977 fue a ver a Caballero Vidal para ponerlo al tanto de la situación de su cliente, Cevinelli, y que le respondió que se olvidara del asunto mientras ponía un arma sobre su escritorio.


El fiscal Francisco Maldonado fue el que le pidió a Rago Gallo la imposición de los cargos más graves y lo único que había apelado era la falta de mérito por amenazas que finalmente ratificó la Cámara Federal. El representante del Ministerio Público puede ahora presentar un recurso ante la Cámara de Casación Penal para intentar reflotar el procesamiento y que Caballero Vidal sea imputado también por la supuesta acción que ejerció contra Bayugar. Este diario intentó comunicarse con él para saber cuáles son los pasos que seguirá, pero no fue posible.


Comentarios