San Juan 8 > Policiales > hijas

Le pidió ver a sus hijas y la dejó inconsciente de un golpe

El agresor fue detenido cuando la policía llegó a la puerta de su casa en Pocito. Fue condenado por Flagrancia, pero no irá preso.

Los gritos de una mujer, que estaba siendo golpeada por su expareja, alertaron a un vecino que aprovechó que un patrullero pasaba por el barrio y pidió ayuda. Cuando los efectivos de la Comisaría 7ª, bajaron del móvil policial también escucharon los pedidos de ayuda de la víctima.

Te puede interesar...

Por eso, golpearon la puerta y fue justamente ahí cuando el agresor abrió y la mujer y dos pequeñas aprovecharon la ocasión para salir corriendo del lugar.

El agresor quiso detenerla, pero los agentes lo aprehendieron. Cuando lograron que la víctima se calme pudieron saber que el hombre de apellido Maraz había citado a su expareja para poder ver a sus hijas, pero la insultó y empujó hasta dejarla sin poder movilizarse por unos minutos.

Según el relato de la damnificada, Maraz la tiró al piso y quedó inconsciente ante la mirada de las dos niñas. Una vez que despertó comenzó a gritar y un vecino de calle 9 entre Vidart y San Miguel pudo pedir ayuda.

Maraz fue juzgado por lesiones agravadas por ser en contexto de violencia intrafamiliar y se resolvió mediante juicio abreviado condenar al imputado a 9 meses de prisión condicional, prohibición de acercamiento a menos de 150 mts, prohibición de contacto, reglas de conducta y comunicación al Ministerio de Desarrollo Humano y Dirección de la Niñez.