Policiales
Miércoles 03 de Octubre de 2018

Le inhibieron los bienes porque empezó a vender todo cuando pidieron el ADN de paternidad

Un comerciante sanjuanino fue obligado por la Justicia a no realizar ningún tipo de maniobra con sus bienes personales, hasta que se defina si es o no padre de un menor.

La Justicia le inhibió los bienes personales a un comerciante de San Juan, cuya identidad se resguarda por el menor involucrado, mientras se sabe si es padre del niño (2) de una mujer que lo denunció. Como el ADN está en curso, el hombre aprovechó para poner a la venta sus inmuebles, la llave de su negocio y sus autos. De esta manera, la denunciante presentó las pruebas que marcaban las intenciones de esta persona de quedar relegado de pertenencias. Por eso, el 2do Juzgado de Familia dictó una medida cautelar para obligarlo a que no toque sus pertenencias hasta que se sepa la verdad.

Embed


Además de esto, al hombre se le reclama daño moral, cuota alimentaria provisoria y el devolución de lo que la madre gastó durante la ausencia del padre por el niño. Como está en trámite el juicio de filiación, en medio de esto, el sujeto denunciado puso en venta su negocio, sus vehículos, inmuebles etc. "Buscaba insolventarse de alguna manera. Nosotras con mi clienta tomamos conocimiento de lo que estaba ocurriendo por distintos testigos; amistades y conocidos que tienen en común y también, por las redes sociales", indicó la letrada. "Esta persona anunciaba que se iba de la provincia y los amigos le realizan despedidas. Pusimos al juez en conocimiento de la situación y dio lugar a esta medida cautelar poco utilizada en la provincia".

Comentarios