Comscore

VIOLENCIA DE GÉNERO

Le dieron 9 meses de condicional por amenazar y golpear a su mujer, y fingir ser víctima

En un nuevo juicio bajo las normas de Flagrancia, la Justicia condenó a un agresor físico y psicológico tras un violento episodio. "Te mandé a matar con mis amigas, pero no estabas", le dijo a su pareja.

La Justicia de Flagrancia condenó a 9 meses de prisión condicional (lo que implica que no va preso por el momento) a Fabio Fermín Olivares, de Chimbas, quien amenazó de muerte a su pareja y golpeó; fingiendo luego ser la víctima de la historia.

LEE TAMBIÉN:
Amenazó con matar a su pareja delante de su hijo, pero se hizo pasar por la víctima

LEÉ TAMBIÉN:Amenazó con matar a su pareja delante de su hijo, pero se hizo pasar por la víctima

Además, se le determinó una prohibición de acercamiento a no menos de 300 metros y el pago mensual de $4000 por el hijo de 3 años en común. También se estableció el régimen de visitas para el padre, dejándole la tenencia a la madre.

El hecho

El sujeto la amenazó de muerte delante de su hijo y luego llamó a la Policía diciendo que ella lo tenía encerrado. Parece una película, pero el caso de violencia ocurrió en el interior de la Villa San Patricio en Chimbas.

La pareja convive hace 7 años y tienen en común un nene de 3 años. La relación siempre fue conflictiva siendo la mujer permanentemente víctima de agresiones verbales, psicológicas, y físicas, hechos que denuncio en su momento. A tal punto que en una oportunidad estuvo 7 meses en un refugio de mujeres víctimas de violencia llamado “AMAS DE CASA DEL PAÍS”.

No obstante Fabio Fermín Olivares siempre le realizaba promesas de cambio a la víctima y apostando al futuro de la relación la damnificada accedía y volvía a retomar el vínculo. Este sábado el hombre volvió después de haber pasado toda la noche con sus amigos. La mujer, cansada de esta situación armó la ropa de su pareja y le pidió que deje la casa, esto despertó la furia de Olivares.

El hombre tomó del cuello a la víctima y la puso contra un portón. Con la llave de la camioneta que tenía en un bolsillo en el cuello le dijo: “Te voy a cagar matando, ya mande a que te apuñalen mis amigas de la cueva del chancho y no estabas”. Todo esto adelante del su hijo, al estar el pequeño ella logra zafarse de la situación, no sin antes recibir un golpe en la cabeza con la llave.

Es en ese momento en que Olivares llama a la Policía, diciendo que su mujer lo tenía encerrad, que lo estaba golpeando y que no lo dejaba salir. Los efectivos llegaron a los minutos y tras interiorizarse de la situación detuvieron al hombre.