Caso Daniela Bilbao
Lunes 09 de Septiembre de 2019

La recuperación de Daniela, clave para la situación procesal del hombre que casi la mata

Pese a que la Fiscalía le había negado la excarcelación, el sujeto que atropelló a la docente en Rawson quedó libre. Las pruebas que surgieron de la inspección ocular, más los testimonios le ponen difícil el camino al imputado.

/// Por María Eugenia Vega

Por ahora, la Justicia investiga el caso de Daniela Bilbao bajo el título de "Lesiones Culposas", sin incluir la figura de fuga, por ejemplo. Lo que habrá que establecer, si bien se sabe que la docente estuvo grave, será la evolución de la mujer tras someterse a varias operaciones; si queda con secuelas (o no) y la complejidad de las mismas en el caso de ser así, será clave para determinar la gravedad de la imputación contra Jorge Caballero (34).


Leé también: Irma Sánchez se resiste al juicio por la muerte de Leslie



Luego de realizarse la inspección ocular sobre la calle Balmaceda y Cano, el jueves 29 de agosto a las 21.30 (horario del siniestro vial), las pruebas y las conclusiones quedaron a la espera del testimonio de la víctima. Este será el paso que habrá que dar para continuar con el proceso, y será más que importante, teniendo en cuenta que la palabra de la docente es de vital relevancia para el caso.


Leé también: Fin de semana trágico dejó cinco muertos

En la inspección ocular se determinaron ciertos puntos: la transitabilidad a la hora del siniestro, el flujo vehicular, en ancho de la calzada, la existencia (o no) de la banquina, el estado de la capa asfáltica, la iluminación, las posibles obstrucciones de elementos ajenos a la calzada sobre la misma, la posición de los involucrados y del vehículo, el punto de impacto, etc. Esa acta labrada y firmada por la jueza Mónica Lucero, por las partes y por el Ministerio Público quedó guardado en el despecho de la magistrada del 3er Juzgado Correccional hasta que llegue el momento de escuchar a Daniela.





En tanto, otra evidencia que se tuvo en cuenta, que se adjuntó al expediente y se corroboró en la inspección ocular, fue la voz de un testigo clave, que habría visto el momento culminante que está en tela de juicio. Su testimonio fue, en parte, corroborado en el reconocimiento del lugar, sobre la posición del sujeto con respecto al punto central de la escena, es decir, dónde estaba ubicado y si realmente vio detalles.



Mientras tanto, Jorge Caballero (34) espera en su casa la decisión de la magistrada, sobre el hecho que lo involucra, ocurrido la noche del 17 de agosto. Su condición de fuga aún no fue determinado por Lucero.

Comentarios