Policiales
Martes 04 de Septiembre de 2018

La madre de Talía Recabarren prometió encadenarse en Tribunales si no condenan a Morales

Inmersa en un dolor imposible de callar, Anabela Recabarren dijo a sanjuan8.com que teme por su vida y por la de sus hijas, por la tensión que existe entre las dos familias. "Necesito saber dónde mataron a mi hija, qué le hicieron y cuántos fueron", pidió.

/// Por María Eugenia Vega

La desesperación por saber qué ocurrió realmente con Talía Recabarren y la sed de justicia que tiene Anabela, la madre de la joven de 17 años asesinada en Zonda en junio de 2016, la está obligando a buscar los medios para expresarse de varias maneras. Ya pasó por el llanto y por una perseverante vigilancia al sujeto señalado por la Justicia como el presunto responsable de la muerte de Talía, Ángel Morales. Es que desde que el joven fue internado en el Nazario Benavidez (al tratarse de un menor de edad) Anabela no le perdió pisada y cada domingo lo observaba desde el perímetro del lugar para corroborar que no se haya escapado. Ahora promete encadenarse frente a Tribunales si el juez no pone fecha de juicio este mes.


"Vino en la desesperación de no saber qué pasó con mi hija. Quiero saber dónde la mataron, porque no fue en el lugar donde la hallaron. Quiero saber también cuántos fueron, porque Morales no actuó solo. Quiero perpetua para ese perro, no menos que eso", remarcó Anabela a sanjuan8.com. Ahora, aguarda con nerviosismo el juicio y remarca que, aunque ya dijo que Morales no actuó solo, cree que su propia familia pudo haber estado involucrada en la muerte de Talía. "Si ahora el hermano de Ángel está en el penal por intentar matar a su pareja, ¿por qué no pensar que ellos tuvieron algo que ver con el homicidio de mi hija?", razona. Mientras tanto, promete que se cubrirá con cadenas si durante el mes de septiembre no hay una respuesta por parte de la Justicia. "Ya pasaron más de dos años; a mi hija nadie me la devuelve, pero al menos quiero que descanse en paz".

talia recabarren 1.jpg

El peor día de los Recabarren

Talía fue encontrada a dos kilómetros de su casa en Zonda, precisamente en el kilómetro 26 de la Ruta Provincial N°12. Su cuerpo yacía en un baldío con signos de violencia, estrangulada y con algunos golpes. En un primer momento, la hipótesis principal giró en torno a un supuesto juego sexual que terminó en la asfixia de la joven, pero hubo algo más. Si bien, la versión de Morales fue que no quiso hacerle daño y que la abandonó por miedo, la coartada no fue bien recibida por la Fiscalía en el momento de la instrucción.




El supuesto asesino, Ángel Morales, tenía 17 años al momento del hecho y su juzgamiento fue todo un tema que se prestó a debate. Finalmente se resolvió que el joven iba a quedar internado en el Nazario Benavidez hasta ser sentado en el banquillo de los acusados, en medio de un proceso penal, semejante al que realizan los juzgados de instrucción. Pero quien tendrá el martillo en la mano y dictará sentencia será el juez de Menores, Jorge Toro.




Morales está complicado por una denuncia previa de Violencia de Género, que habría hecho la víctima y por un audio que salió a la luz donde Talía manifiesta su hartazgo con su ex pareja, porque la seguía persiguiendo aunque ellos habían cortado su relación. Ahora enfrentará la pena máxima y la posibilidad de pasar su vida tras las rejas en el Servicio Penitenciario Provincial.

Comentarios