Policiales
Miércoles 10 de Octubre de 2018

La Justicia dispuso que el bombero acusado de abuso no le hable ni se acerque a su sobrino

La Asesora de Menores le pidió al juez que le imponga a Ottenhsimer dos puntos, antes de que recupere la libertad. Este martes el joven apuntó contra el juez Flores por las falencias cometidas en el proceso.

Antes de que Matías Ottenhsimer, el bombero acusado de abusar sexualmente de su sobrino, recuperase la libertad, la Justicia de Menores puso dos condiciones. La primera, que no se acerque el menor a menos de 500 metros del domicilio y demás sitios donde concurre; la segunda, no tener comunicación por ningún medio (teléfono, internet, etc) ya sea de manera personal o con alguien como intermediario. Esta medida fue solicitada por Laura Romarión, quien elevó su pedido por escrito al juez Pablo Flores. El magistrado le dio lugar y lo expresó tras liberarlo, dándole lugar al Habeas Cortus presentado por la defensa.



Mientras tanto, Ottenhsimer piensa en lo perjudicado que siente luego de haber sido considerado prófugo por varios días y de haber estado detenido durante dos semanas por un delito que fue denunciado y juzgado en Chile. Por lo menos así lo determina el exhorto que solicitó a defensa, representada por Gustavo de la Torre, al país trasandino.




Luego de haber quedo libre, el bombero – que prometió volver a la jefatura de los municipales de Ullum- precisó que el hecho que intentaron endilgarle nunca existió y que jamás podría tocar a nadie. Pese a su palabra, la Justicia intenta prevenir cualquier situación que pueda tornarse confusa o dé lugar a asperezas o conflictos. También, para resguardar al menor.


Comentarios