Policiales
Lunes 14 de Mayo de 2018

La defensa del ginecólogo sigue empujando para que consideren prescripta la causa de la polémica

Carlos Reiloba presentó la apelación al procesamiento que el juez Pablo Flores definió contra el profesional Carlos Martínez por una denuncia vieja, que fue desempolvada de su cajón y recalificada por un delito más grave. De esta manera esa causa no quedaría vencida y el magistrado podría firmar un nuevo procesamiento, pero el abogado se quejó.

El defensor oficial de Carlos Martínez presentó esta mañana un recurso de queja por el procesamiento que el juez Pablo Flores realizó contra el ginecólogo, por una causa que supuestamente había prescripto, bajo el delito de abuso sexual simple, pero que fue recaratulada como abuso sexual gravemente ultrajante con el aporte de nuevas pruebas. Entonces, de esta manera el expediente revivió y después de indagar al profesional, el magistrado concretó un nuevo procesamiento. Por esta razón, Carlos Reiloba interpuso un escrito ante la cámara superior apelando a esa resolución. Será este tribunal el que resuelva si considera que el ginecólogo acusado de 14 causas diferentes debe ser procesado o no.



El revuelo por esta denuncia vieja comenzó hace algunas semanas, luego de haber desempolvado una causa que supuestamente se había vencido el año pasado y de haber llamado nuevamente a declarar al ginecólogo Carlos Martínez por un delito denunciado en 2013, el juez Pablo Flores procesó al imputado por un delito superior al anterior que comprende una condena más dura, por lo tanto el tiempo de prescripción cambió y aún continúa vigente. Pasó de ser abuso sexual simple a gravemente ultrajante que comprende la prisión preventiva del acusado.



Todo este revuelo se generó porque al ginecólogo le enrostraron un supuesto delito de abuso sexual en 2013, pero como era sin agravantes quedó libre. El hombre siguió cumpliendo sus funciones en el CIMyN como si nada hubiese pasado, mientras el juez resolvía procesarlo por este delito excarcelable. Esa decisión fue apelada por la defensa, pero la Cámara confirmó ese procesamiento. El problema fue que la causa volvió al despacho de Flores, pero él no se enteró. Estuvo dormida hasta hace un par de semanas que saltó como antecedente del sospechoso. Flores, en ese momento aseguró que aún no había vuelto del tribunal de apelaciones, sin saber que el expediente dormía en su cajón y ya había prescripto según la calificación. Entonces, decidió reabrirla con la presentación de nuevas pruebas y cambió la carátula por un delito más grave


Comentarios