Policiales
Lunes 24 de Septiembre de 2018

La coartada del remisero acusado por una reina: negó haberla llevado en su auto

Luego de que el juez Heredia Zaldo lo detuviera, el hombre acusado de haberse aprovechado de Catalina Sosa espera tras las rejas la decisión judicial. La defensa presentará un pedido de excarcelación porque la imputación podría ser abuso simple, que es excarcelable.

Carlos Córdoba, el remisero acusado de acosar a la reina actual de Capital, presentará un pedido para quedar en libertad mientras se resuelve el proceso de investigación. Es que, según aseguró la defensa, el hombre podría ser imputado por abuso sexual simple, que es un delito excarcelable, y que tiene que ver con el testimonio de la joven denunciante. Ella dijo que Córdoba, que es un conocido de su familia, la trasladó desde un local bailable hasta un terreno oscuro y que la "paseó" en su móvil durante varias horas. "Estuve aproximadamente 4 horas arriba del remis en un estado de vulnerabilidad total, sin celular ya que guardó mis cosas. Este remisero, "Charly" Córdoba, llevó pasajeros durante esas horas, conmigo ahí, entre pasajes paró el auto, y aprovechó para manosearme (entre otras cosas)", había escrito en su muro. Sin embargo, la coartada del hombre es que estuvo levantando pasajes y que a ella nunca la trasladó. De hecho, aseguró en Estación Claridad que no lo hace desde hace mucho tiempo.


remisero.jpg



Después de que la joven expresara lo que le había sucedido en su Facebook y que realizara la denuncia en Fiscalía, el titular del 4to juzgado de Instrucción Martín Heredia Zaldo adoptó una medida inmediata de detención para clarificar la situación. El hombre estará detenido hasta que el juez lo llame a declarar, lo impute y le comunique si dispone dar lugar a su pedido de libertad. En este caso podría irse a su casa hasta que su proceso judicial se resuelva.



El acusado no sólo sostiene que no estuvo la madrugada del domingo con la reina, sino que le iniciará una contradenuncia por daños y perjuicios, si es que comprueba su inocencia. Córdoba manifestó que sufrió más de un perjuicio al pasar por esta situación. Entre las cosas que adjudica, sostiene que llegaron mensajes al celular de su mujer con amenazas de muerte. "Al violín de tu marido lo vamos a bajar de tres cuetazos", confió la abogada María Filomena Noriega, quien defiende al acusado.


Comentarios