Policiales
Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Fue al cementerio a ponerle flores a su padre y se encontró con algo aterrador

Un hombre y sus hermanos llegaron hasta el cementerio de Rosario por el cumpleaños de su padre. Descubrieron que en su lugar habían enterrado a otra persona.

Seis hermanos fueron a visitar el cuerpo de su padre a un cementerio de Rosario con motivo del cumpleaños del difunto y, al llegar, se encontraron con los restos de otra persona ocupando el nicho. Autoridades del establecimiento cremaron el cadáver por error e intentaron cobrar el servicio. Familiares desconfían que las cenizas entregadas sean las de su pariente.



El hecho ocurrió en el cementerio "La Piedad", situado en la calle Provincias Unidas y 27 de febrero. Una mujer denunció a Crónica la destrucción del cadáver de su padre y relató el aberrante panorama con el que se encontraron sus seis hermanos cuando fueron a visitarlo.



"Mis seis hermanos fueron a llevarle flores a mi padre, se acercaron al nicho y la tapa tenía el nombre de otra persona. Empezaron a recorrer el lugar desesperados y encontraron tirado un mármol, el cual reconocieron porque tenía pegada una carta que le habíamos escrito. La placa con la foto desapareció", detalló Alejandra de 37 años.

La familia intentó hablar con las autoridades ese mismo día pero, al ser domingo, no había autoridades presentes. Al lunes siguiente, confirmaron que los responsables cremaron los restos de Juan Carlos Suárez, fallecido en 2010, porque no se habían acreditado los pagos correspondientes a causa de un error administrativo.



"Entramos en pánico, necesitábamos una explicación. Estábamos en estado de shock y nos dijeron que el crematorio, realizado por error, nos saldría 3600 pesos. Hice un escándalo. Tuve que comprar una urna y me entregaron cenizas que no tengo idea si son o no de mi padre", contó la hija del difunto.



Además, aseguró: "Soy la titular del nicho y nunca me informaron sobre la cremación. Yo tenía que estar presente. Nunca voy a saber si estas cenizas son las de mi padre. Estamos shockeados, indignados. No podemos hacer nada"



Al concluir, manifestó: "Necesito que se haga público para que ninguna otra familia pase por este momento". La denuncia se realizó en la Fiscalía de Rosario, situada en la calle Montevideo.

Comentarios