Policiales
Domingo 03 de Diciembre de 2017

Fue abusada y golpeada por su padrastro por más de 9 años y a pesar de que ya fue condenado, aún no encuentra consuelo

El hombre, oriundo de Caucete y conocido en el ambiente delictivo recibió 10 años de prisión. El abogado de la víctima apelará y ella espera que revean la condena. Conocé la historia.

//Marcela V. Silva

Hace dos semanas un hombre, acusado de abusado de sexual contra la hija de su pareja fue condenado a 10 años de prisión por la Sala II de la Cámara Penal. La Justicia consideró que los hechos ultrajantes fueron reales; pero la víctima espera la apelación ya que ésta condena no la deja tranquila. La historia de Juana -nombre ficticio- fue dura y traumática desde pequeña. Su padre jamás la reconoció y su madre la entregó a su abuela para que viviera con ella los primeros años de vida. Luego de algún tiempo, su mamá la fue a buscar para estar juntas y a sus ocho años comenzó a vivir una verdadera pesadilla.

Romper el silencio y dejar de lado las amenazas del violador le costó por los menos una década y con el apoyo de su novio logró denunciar el sometimiento sexual que padeció durante años ante el Primer Juzgado de Instrucción. En el 2015 logró denunciar a Víctor David Gutiérrez, alias "El Viton", quien a pesar de la condena sigue siendo pareja de la madre de Juana, quien lo visita cada fin de semana.

Según comentó esta joven, quien tiene un hijo de un año y aún sufre por lo que vivió, los abusos comenzaron cuando tenía 8 años. Como vivían una situación de pobreza tenía que compartir la cama con el novio de su madre, ella dormía hacia los pies y este hombre comenzó a manosearla mientras ella dormía.

Después comenzó a besarla y a decirle que quería ser el primer hombre en su vida. A los 13 años la violó mientras la madre salió y desde ese momento, según relato Juana ante el fiscal fue abusada día por medio. Ella expresó ante la Justicia que su madre sabía, ya que su violador dejaba todo como para que se diera cuenta y es ahí que comenzaban los celos por parte de quien menos se lo imaginaba. Su propia madre fue quien le cuestionaba a través de diferentes episodios de violencia los celos que le tenía.

Así fue toda la adolescencia de esta joven que además de las violaciones y humillaciones a las que era sometida también era brutalmente golpeada por ambos familiares. Lo peor fue cuando Gutiérrez, se dio cuenta que tenía novio y estaba embarazada; la golpeó con una manguera y la pata de una silla hasta dejarle marcas que llevará de por vida.

Ese momento fue crucial para que Juana fuera atendida por los médicos, pero aun así no logró contar lo que le pasó. Solo quería cuidar a su pequeño y encontró refugio en la casa de su novio y fue ahí cuando le dijo luego de algunos meses lo que tanto le dolía. Juntos pusieron la denuncia.

Gutiérrez fue detenido un año después de la presentación judicial y los primeros días de noviembre de este año fue condenado a 10 años de prisión. Esta condena fue un golpe para la joven ya que esperaba mucho más, por lo que le pidió a su abogado que apele la condena.

Por ahora la preocupación pasa por las visitas que realiza la mamá de la víctima al Servicio Penitenciario de Chimbas. "Ella lleva a mis hermanas y yo no sé lo que este hombre les hace" dijo Juana a sanjuan8.com.

Comentarios