Femicidio en el Médano de Oro
Miércoles 22 de Mayo de 2019

Femicidio de Myriam Morales: la sangre en el cuchillo coincide con el ADN de Valdez

Así lo aseguraron altas fuentes judiciales, tras recibir los resultados de las pruebas genéticas que realizaron entre la víctima y su expareja. El implicado está procesado con prisión preventiva, alojado en el Servicio Penitenciario Provincial.


Una prueba clave complicó aún más la situación de Mariano Daniel Valdez (40), expareja de Myriam Morales (40) y el único sospechoso de su femicidio. Tras ser procesado por el juez Martín Heredia Zaldo, titular del Cuarto Juzgado de Instrucción, llegaron los resultados de las pruebas de ADN y el perfil señalado en los exámenes es el del implicado, entre ellos, la sangre encontrada en el arma homicida, según informaron altas fuentes judiciales a sanjuan8.com.


Leé: Estos son los detalles del procesamiento de Valdez por el femicidio de Myriam Morales

En la escena del crimen, en el cuerpo de la víctima y en el acusado, se levantaron muestras para cotejar el ADN y los resultados de las pruebas determinaron marcadores de un altísimo porcentaje de probabilidad que señalan a Valdez, informaron las fuentes. En total, son 15 muestras las que lo implicarían directamente al acusado, entre ellas las células epiteliales tomadas en la vagina, en las uñas y en la moto.


Esta prueba apoya las declaraciones y los informes de los médicos legistas, los cuales coincidieron en que el cuerpo de Myriam presentaba evidencias de que mantuvo una lucha con su atacante. Los puños los tenía cerrados con fuerza, lo que dio la presunción de que estaba luchando por su vida cuando murió, de ahí los rastros genéticos recogidos debajo de sus uñas que señalarían al acusado.


Por otro lado, los resultados de las pruebas genéticas realizadas en la sangre encontrada en una hoja de cuchillo tipo Tramontina –arma homicida- también tienen un alto porcentaje del perfil de ADN de Valdez, según informaron las fuentes a este medio.


En la declaración indagatoria, el principal y único sospechoso negó haberla asesinado y agredido física o verbalmente. Asimismo dijo que no robó su moto, pero las pruebas recabadas y ahora las muestras de ADN lo contradicen y son contundentes. Mientras tanto, permanecerá en el Penal de Chimbas, a la espera de que sea elevado el pedido de juicio de la causa en su contra por el femicidio de su expareja.


Comentarios